Mejor que un Mundial

07.08.2016 | 03:01
Fiuza y Bouzán, llegando a meta. // Irma Collín

El incidente sufrido en el Campeonato de España, donde Walter Bouzán y Álvaro Fernández Fiuza finalizaron en octavo lugar -lo que les dejó sin Mundial- por una avería mecánica, quedó olvidado en el momento en el que cruzaron la línea de meta en el puente de Ribadesella. "En estos siete años apenas habíamos tenido percances, pero es preferible que nos pasara allí que en el Descenso del Sella", destacaba Bouzán en el podio. Y es que el palista riosellano no cambia "participar en un Mundial de Maratón por todo lo que supone ganar aquí".

Igual de feliz se mostraba su compañero de embarcación, Álvaro Fernández Fiuza. El gallego no paró de recibir felicitaciones tras la llegada. "El Sella es esto, la gente, tanto la que conoces como la que no, es lo más gratificante de la carrera", apuntaba. Ambos mantienen su reinado en esta prueba. Su séptimo triunfo consecutivo, algo que para el palista gallego "es un sueño; siempre hay que soñar y hay que tener sueños como el Sella", apuntó.

Los dos palistas impusieron un ritmo alto. "Salimos bien y posteriormente atacamos, aunque en el primer intento no resultó", admitía Fiuza. Su compañero apuntó que "teníamos un ritmo fuerte, pero contábamos con la duda de los perseguidores; que se formara un grupo de dos piraguas nos perjudicó, pero aguantamos bien y logramos sacar fuerzas cuando no las había".

Brais Sánchez y Antonio Palmás, terceros, tenían palabras de admiración para los primeros clasificados. Palmás los calificaba como "increíbles y van muy bien sobre la piragua". Para el gallego, "Walter lleva el timón de una manera espectacular, mientras que Álvaro empuja como un auténtico animal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine