El fútbol femenino abre la competición con Estados Unidos como rival a batir

03.08.2016 | 01:59

No es codicia sino apetito. También podría definirse como hambre o ambición. Palabras que, en cualquier caso, se repiten entre quienes saborean el éxito y se niegan a distanciarse de él. Es el caso de la selección femenina de fútbol de los Estados Unidos, capaz de dominar las tres últimas ediciones de los Juegos Olímpicos. En Atenas 2004 se adueñaron del trono. Doce años después, las pupilas de Jill Ellis están dispuestas a permanecer en él tras su paso este mes de agosto por Brasil. El fútbol femenino abre hoy el programa olímpico, dos días antes de la inauguración oficial del viernes. Los encuentros de hoy serán Suecia-Sudáfrica (18.00), Canadá-Australia (20.00), Brasil-China (21.00), Zimbaue-Alemania (23.00), Estados Unidos-Nueva Zelanda (00.00) y Francia-Colombia (03.00).

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 presentan al grupo capitaneado por Carli Lloyd el desafío de encadenar cuatro éxitos consecutivos tras haber vencido igualmente en Pekín 2008 y Londres 2012. Solo Noruega en Sidney 2000 quebró la hegemonía de las americanas, a las que derrotó en la final y que como anfitrionas habían estrenado el oro olímpico de la especialidad en Atlanta.

Pero nada sacia a las estadounidenses. No le basta con haber vengado hace cuatro años en la capital inglesa la derrota en la tanda de penaltis que decidió el Mundial de 2011 ante el cuadro japonés. No le basta tampoco con haber sumado una nueva conquista mundialista en Canadá 2015, precisamente ante las Nadeshiko.

Un grupo que reúne el talento de Alex Morgan, la jerarquía de Hope Solo o el mando de Christen Press siempre aspira a reaparecer en lo alto del podio. Y convencidas de poder ratificar su supremacía comparecen en el país sudamericano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine