piragüismo - Campeonato del Mundo Sprint Sub 23

Tres medallas para Galicia en Minsk

Camila Morison y Natalia García se cuelgan la plata en el K-4 500 - Bronce para Roi Rodríguez en el K-4 1.000 y para Carlos Arévalo en la prueba de K-1 200

01.08.2016 | 03:29
El palista del Kayak Tudense Roi Rodríguez, tras conquistar el bronce en el K-4 500. // FdV

Excelentes resultados de los piragüistas gallegos en Minsk, Bielorrusia, donde se disputó el Campeonato de Mundo Sprint Sub 23 y Juvenil. Además de las numerosas finales que se alcanzaron durante todo el fin de semana el piragüismo gallego pudo contar con tres medallas, una de plata y dos de bronce.

La primera medalla gallega llegó de las manos de la deportista del Club Náutico Pontecesures Camila Morison y Natalia García, del Breogán de O Grobe. Ambas palistas participaban en el K-4 500 metros de la categoría sub 23 junto a la asturiana Sara Ouzande y Begoña Lazcano, del País Vasco. La embarcación española estuvo en cabeza de la prueba toda la carrera y lucharon por el oro hasta el último metro, donde las alemanas se distanciaron para llevarse el oro. En tercera posición entraba la piragua de Hungría. Además Camila Morison participaba en el K2 500 metros junto a Alicia Heredia, de Baleares, consiguiendo un meritorio séptimo puesto.

Carlos Arévalo tomaba parte en este campeonato en la distancia de 200 metros en la modalidad de K1. El palista del Náutico Betanzos llegaba a la cita con claras opciones de medalla y así lo demostró durante toda la competición. En las dos carreras previas a la final conseguía ganar con autoridad, lo que le posibilitaba salir en las calles del centro, donde se encuentran los favoritos al podio. Arévalo realizó una muy buena salida que le hizo ir en cabeza la mitad de la carrera, a partir de los 100 metros el deportista húngaro, a la postre vencedor, puso la directa hasta la línea de meta, Carlos Arévalo no pudo aguantar el tirón llegando a meta en tercera posición, por detrás del representante de Rusia. Un gran resultado para terminar la temporada para el betanceiro, que vio como en los últimos meses se le escapaba la posibilidad de acudir a los Juegos de Río 2016 al quedarse fuera de la embarcación K-2, prueba de la que era titular desde el año 2013.

La última medalla del campeonato fue para Roi Rodríguez, del Club Kayak Tudense, el de Porriño competía en el K-4 1.000 metros sub 23 junto con Javier Cabañín, Albert Martí y Juan González. Esta tripulación tenía la difícil tarea de revalidar el título mundial alcanzado la temporada pasada en Montemor (Portugal).

Los cuatro integrantes de la piragua española encabezaron la prueba durante gran parte de la carrera, fue a falta de 100 metros cuando cedieron ante el empuje de la embarcación de Bielorrusia y de la de Hungría, primeros y segundos en la línea de meta. Con esta medalla el palmarés de Roi Rodríguez se convierte en uno de los mejores del panorama español, ya que se le suma al bronce en el K4 500 metros del campeonato europeo absoluto de este año, a los dos oros alcanzados el año pasado en el Mundial sub 23 de Portugal y al oro europeo de 2014. Un excelente curriculum que hace que vaya a ser un referente durante este ciclo olímpico que se presenta después de Brasil 2016.

Con esta competición termina la temporada internacional del piragüismo en pista a falta de la celebración de los Juegos de Río 2016, donde Galicia contará con cuatro representantes: Teresa Portela, Cristian Toro, Rodrigo Germade y Óscar Carrera, que ya están contando las horas para salir a competir en las aguas brasileñas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine