Otro ciclo de calidad

El campus de la Fundación Celta demuestra la implicación de técnicos y jugadores

26.07.2016 | 07:40
Técnicos y jugadores, durante el campus de la pasada semana. // A. L.

Los campus de la Fundación Celta están a punto de finalizar. Solo queda por realizarse el de esta semana en A Madroa y el que se desarrollará en Allariz. La alta asistencia de jóvenes a esta actividad confirma el éxito de la iniciativa y también que se aplicará la próxima temporada. El proyecto se ha consolidado.

Y uno de los puntos de referencia será A Madroa. Allí han convivido alrededor de 500 jóvenes durante las cuatro semanas de intenso trabajo para los técnicos. Cada campus tenía una duración de cinco días y queda por completar el actual. En el recinto se respira tranquilidad, aunque los entrenadores destacan la ilusión de todos los participantes. En los últimos días han tenido incluso la oportunidad de convivir en el mismo espacio con los jugadores de la primera plantilla.

"La experiencia para ellos y nosotros es enriquecedora. Hacemos mucho trabajo y nos esforzamos, pero ellos también", señala uno de los técnicos. La pasada semana, el campus se dividió en ocho grupos, incluyendo el de trabajo específico para los porteros. Es la norma habitual. Los mayores, hasta los 16 años, tienen un ritmo distinto, más exigente y técnico. Los más pequeños parecen más rebeldes y tienen en el balón su principal referencia. "Los juegos sin la pelota les aburren, pero lo soportan", dice un entrenador.

Controlados todos los aspectos, la dinámica de trabajo durante la pasada semana no sufrió alteraciones. Son escasos los problemas. La disciplina se impone en todos los grupos. Esta semana terminarán los campus del Celta. El que se celebra en A Madroa es el último del ciclo y queda el de Allariz. En total, fuero más de treinta campus durante todo el verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine