Ljajic pone de los nervios a la Roma

El serbio traslada el rechazo a las propuestas de Celta y Torino con la idea de cumplir el año de contrato

12.07.2016 | 09:18
El Celta entrena en A Madroa.//R. Grobas

Adem Ljajic echa el freno a su salida de la Roma, que parecía inminente hace solo un par de días. El futbolista serbio trasladó ayer a los medios de comunicación italianos su rechazo a las propuestas realizadas por el Torino y el Celta -con el que ya había alcanzado un principio de acuerdo-, para hacerse con sus servicios y mantenerse en la Roma donde aún le resta un año de contrato.

Un tiempo muerto en medio de una negociación que se presume laboriosa y en la que el futbolista parece dispuesto a sacar partido a la extraordinaria posición en la que se encuentra. Ya sea para conseguir mejores condiciones para él, para el club que se haga con sus servicios o para ambos (opción bastante más probable).

Ljajic sabe que dentro de un año podrá marcharse con la carta de libertad en su mano y eso le garantizaría un contrato espectacular en cualquier lugar. A cambio se expone a la posibilidad de que la Roma le castigue con el ostracismo durante toda la temporada, lo que siempre es un problema para un futbolista. Pero Ljajic parece dispuesto a tensar la cuerda con su club, que necesita venderle como sea este verano para recuperar la inversión y sacarse de encima una importante ficha en un equipo severamente endeudado. Tener al serbio en el vestuario doce meses más sería ruinoso desde el punto de vista deportivo y también desde el económico para la escuadra romanista. Con esa tensión parece dispuesto a jugar el futbolista que sabe que el tiempo juega a su favor y también de quien le quiera comprar.

Ante este panorama el Celta espera con paciencia mientras Miñambres sigue explorando el mercado en busca de hipotéticos recambios para el serbio en caso de que el asunto se estanque definitivamente. En Vigo estaban seguros hace unos días de hacerse con los servicios del futbolista. Esta semana se le esperaba en la ciudad trabajando en A Madroa a las órdenes de Berizzo y esa esperanza no se ha apagado todavía. La postura de Ljajic de ralentizar el proceso de salida de la Roma puede esconder la intención del futbolista de conseguir un traspaso más cómodo del que pueda beneficiarse de algún otro modo (en la ficha, en una prima por traspaso o en pactar una cláusula de rescisión más asequible pensando en una futura venta). En este juego de tensiones que rodea cada negociación veraniega el Celta también parece dispuesto a sacar provecho y a esperar que la Roma ceda un poco más y que Ljajic al final cumpla su intención de jugar en Vigo, algo que parecía tener muy claro hace solo unos días cuando accedió a las condiciones de contrato que le hicieron llegar a su representante.

Mientras todo eso se articula en la capital italiana, Madinda sigue en Tarragona ultimando los detalles que en las próximas horas permitirán oficializar la cesión por una temporada más del centrocampista gabonés en el Nástic.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine