Contador se apea de su Tour más desgraciado

11.07.2016 | 01:46
Alberto Contador (derecha), durante la etapa de ayer. // Kim Ludbrook

Alberto Contador dijo adiós ayer domingo al Tour de Francia en la novena etapa, afectado por una fiebre que mermaba sus fuerzas, la gota que colmó el vaso de sus desgracias, iniciadas con dos caídas en las dos primeras etapas que le impidieron estar al nivel de los otros favoritos.

Es la segunda vez que el ciclista del Tinkoff, de 33 años, se marcha antes de tiempo de una gran vuelta, tras el abandono en el Tour de 2014 con una fractura en el peroné provocada por una caída en el descenso del Petit Ballon, un puerto escarpado de los Vosgos.

En esta ocasión, derribar al español ha sido mucho más difícil, porque se aferró a sus opciones pese a que las desgracias iban poniendo obstáculos en el que debía ser su tercera victoria en el Tour, tras las de 2007 y 2009.

Contador se marchó cuando era vigésimo de la general y acumulaba un retraso de 3.12 sobre el maillot amarillo, el británico Chris Froome.

"Esta mañana -por la mañana del domingo- me he levantado con algo de fiebre y no podía continuar. Desde las caídas de los dos primeros días no me sentía bien y eso me ha llevado a tomar la decisión de retirarme", indicó el ciclista del Tinkoff, que puso pie a tierra cuando se habían disputado unos 80 kilómetros de la etapa que había comenzado en la localidad española de Vielha y restaban unos 100 hasta la meta en la estación andorrana de Arcalis.

La fiebre se sumó a las dos caídas y al ambiente fratricida que le rodeaba en su equipo, convertido en un hervidero de egos en la que será su última temporada en el pelotón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine