08 de julio de 2016
08.07.2016
atletismo - Campeonato de Europa

Ruth Beitia, un seguro de vida

Logra el oro en salto de altura y alcanza su tercera corona continental consecutiva

08.07.2016 | 02:25
Beitia grita de alegría en el momento en que supo que era campeona de Europa. // Efe

Un salto de 1,98 metros en el primer intento ha convertido a la española Ruth Beitia en la primera atleta que consigue tres títulos consecutivos de salto de altura en unos Campeonatos de Europa, una gesta sin precedentes también entre los hombres.

Beitia, de 37 años, ahora tres veces campeona continental, ha añadido una nueva medalla de oro a su colección de preseas internacionales, que ya contiene trece en total, sin contar el oro europeo sub-23, con el que se presentó en la sociedad internacional hace ya quince años.

"Queremos conseguir algo grande, toca pensar en las medallas", había dicho Ruth tras la ronda de clasificación. Para una atleta que había ganado los dos campeonatos anteriores, el objetivo era bastante razonable.

En la final no renunció a ninguna altura. Empezó en 1,84, continuó con 1,89 y cometió su primer nulo en 1,93. Superó esta altura en la segunda tentativa y la cántabra disfrutó de lo lindo porque estaba en el podio provisional.

Cuando superó los 1,96 seguía tercera, pese a haberlo saltado a la primera, pero ya tenía la "chapa" asegurada. Quedaban en competición, junto a la española, la búlgara Mirela Demireva y la lituana Palsyte, empatadas en el primer puesto.

El listón situado en 1,98 dictó sentencia. Ruth lo salto al primer intento y sus dos adversarias no pudieron hacerlo en ninguno de los tres.

No se conformó con la victoria. En lugar de abandonar el concurso y agitar una bandera española para festejar su nuevo éxito, volvió a concentrarse para atacar nuevamente el listón, ahora situado en 2 metros justos, con el propósito de llevarse una marca de confianza a los Juegos de Río.

Pero la nueva altura, a sólo dos centímetros de su récord de España, resultó esta vez inaccesible para la discípula de Ramón Torralbo, que la acompañaba desde la barrera. En este mismo estadio de Amsterdam que acogió los Juegos Olímpicos de 1928 Ruth Beitia inauguró, hace quince años, su colección de preseas con la de oro en los Europeos sub-23.

Peor le fueron las cosas a los gallegos que entraban en competición ayer. Lidia Parada y Frank Casañas quedaron eliminados en la calificación de lanzamiento de jabalina y de disco respectivamente. Parada fue decimoquinta (a solo un metro de meterse en la final) y lo hizo mejorando su marca. La de A Pobra lanzó 57,34 metros y confirmó en su estreno en una gran competición que tiene un enorme futuro.

Por su parte Casañas no estuvo al nivel esperado. Se quedó en 59,06 metros y no pudo pasar tampoco a la final de lanzamiento de disco, modalidad en la que ya está clasificado para los Juegos de Río de Janeiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine