España se examina con la vieja Italia

La selección española se mentaliza para afrontar un partido trabado frente a un rival que ha recuperado el estilo defensivo de sus mejores éxitos - El céltico Nolito apunta a titular una vez más

27.06.2016 | 04:43
Los jugadores de la selección española, durante el entrenamiento de ayer. // Efe

La carrera y el gol de Perisic a falta de tres minutos para el final del Croacia-España ha situado a la Roja ante un escenario que, hace sólo ocho años, hubiese provocado escalofríos. Italia fue durante mucho tiempo una bestia negra, una barrera poco menos que infranqueable. Hasta que, en una tanda de penalties en los cuartos de final de la Eurocopa de 2008, cambió todo. Desde entonces, España ha sido campeona de Europa y del mundo, y no ha perdido con los "azzurri" en partido oficial. La última referencia, en 2012, se saldó con un empate y un 4-0 en la final. Pero aquella era la Italia de Cesare Prandelli, un entrenador contracultural que no renunciaba al talento. La de ahora, la de Antonio Conte, es la vieja Italia, la de la defensa a ultranza y el contragolpe mortal. Contra eso tendrá que luchar España para meterse en cuartos de final. Y ahí estará en el once titular una vez más Nolito. El céltico volverá a jugar de inicio. A Del Bosque poco le ha importado que su último partido ante Croacia fuese un poco más discreto. Al final pesan sus actuaciones anteriores y las cualidades que siempre le ha valorado el seleccionador.

"No podemos jugar contra nuestra cultura". Son palabras de Paolo Bergomi, un recio lateral derecho que jugó 81 partidos con la selección italiana. Sabe de lo que habla porque se proclamó campeón del mundo en 1982 con un equipo dirigido por Enzo Bearzot, un técnico que primaba el aspecto defensivo por encima de todo. Como Antonio Conte, que se escuda en la falta de jugadores talentosos en ataque para armar su selección con la base del esquema defensivo de la Juventus.

Además del estilo, Italia funciona como un esquema táctico que se le ha atragantado última mente a la selección española. Las dos derrotas en el Mundial 2014 tuvieron un punto en común:Holanda y Chile juegan con una defensa de tres, como la Italia de Conte.


Haz click para ampliar el gráfico

El esquema de los tres centrales resalta la trascendencia de los jugadores de banda, en su doble función de fortalecer la defensa y reforzar el centro del campo. Conte cuenta con varios especialistas, aunque para esta tarde sufre la baja de uno de los jugadores más en forma, Candreva. Le sustituirá Florenzi, un carrilero que ha completado una buena temporada con la Roma. En el otro costado, Giaccherini, un zurdo del Bolonia que debutó con la selección precisamente hace cuatro años contra España, en el empate a uno del primer partido de la Eurocopa de 2012.

Frente a esta Italia que defiende en bloque, empezando por sus dos delanteros, una España que sufre sin el balón. No se lo discutieron la República Checa ni Turquía, pero Croacia le creó problemas cuando le fue a buscar a su campo. Del Bosque ha trabajado en los últimos días para evitar los errores en el inicio del juego que tantos sustos costó en el primer partido, así como la contra del 2-1. Ese es precisamente el tipo de jugada que querrá explotar el equipo de Conte esta tarde.

Aunque se había especulado con la posibilidad de cambios para reforzar el centro del campo, lo más probable es que Del Bosque repita equipo por cuarto partido consecutivo. El seleccionador acabó satisfecho con el rendimiento general del equipo frente a Croacia, con alguna laguna en el aspecto defensivo que tiene más que ver con la concentración de los jugadores. Para corregirlo sustituyó a un delantero, Nolito, por un mediocentro, Bruno, pero el resultado final no fue satisfactorio.

Tanto como el control de la media, para España podría resultar importante contar con extremos que busquen la espalda a los carrileros italianos. Ese papel podrían interpretarlo, además de Nolito, especialistas como Pedro o Lucas Vázquez. También los laterales, Juanfran y Jordi Alba, que ofrecen una gran proyección ofensiva. En cualquier caso, el partido se plantea como una batalla de desgaste, para la que España parece estar preparada. Incluso con alguna innovación que puede poner hoy en práctica. "Siempre hay cositas con las que sorprender", advirtió ayer un optimista Cesc Fábregas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine