El talento belga frente a la solidez húngara

El poder ofensivo, principal baza de ambos

26.06.2016 | 03:02
Los húngaros Nemeth, Nagy, Priskin, Kleinheisler y Lang. // Tibor Illyes

Bélgica, una de las selecciones que reúne más talento de la Eurocopa, recuperado en su autoestima tras haber sumado dos triunfos consecutivos, se mide hoy en Toulouse a una Hungría carente de estrellas que, a base de entusiasmo y trabajo colectivo, se ha convertido en una de las sorpresas del torneo.

Si los "Diablos rojos" eran al principio uno de los favoritos, por la constelación de estrellas que atesoran y porque son la nación europea mejor situada en la clasificación de la FIFA, nadie contaba que los magiares lideraran un grupo en el que coincidían con Portugal.

Bélgica deberá demostrar que el tropiezo de la primera jornada contra Italia fue un accidente y que la mejoría evidenciada desde entonces por los de Marc Wilmots responde al verdadero momento que atraviesa el equipo.

Por primera vez en su historia, Bélgica ha encadenado dos victorias consecutivas en una Eurocopa y aspira a una tercera que les acerque a su objetivo, igualar al menos la final que disputaron en 1980.

El poder ofensivo que otorga al equipo la asociación Eden Hazard, Kevin de Bruyne, Yannick Carrasco o Romelu Lukaku otorgan a la selección belga un aura que todavía no ha dado todo su potencial.

Los húngaros, sin apenas hacer ruido, lideraron su grupo y se presentaron en octavos como la nación más goleadora, con 6 dianas, empatados con Gales, y como un equipo compacto y sólido, difícil de batir. Asentados en una selección de experiencia, simbolizada en su singular portero Gábor Király y su chándal, el futbolista más veterano de la competición, Hungría aspira a rememorar viejos laureles y a convertirse en una generación gloriosa.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine