EUROCOPA FRANCIA 2016

Gales prolonga la aventura

Los de Coleman acceden a cuartos tras superar a la modesta Irlanda del Norte en un encuentro apretado y resuelto por un autogol

26.06.2016 | 03:02
Bale juega con su hija tras conseguir la victoria en los octavos de final. // Efe

Un gol en propia meta del veterano defensa norirlandés Gareth McAuley permitió a Gales clasificarse para cuartos de final de la Eurocopa de Francia y detuvo en seco la aventura de sus rivales británicos. Si en el referéndum de hace dos días para la salida del Reino Unido de la Unión Europea los galeses mayoritariamente a favor del Brexit y en Irlanda del Norte se impuso el "no", la ley del fútbol decretó que fueran los primeros quienes siguieran en Europa en el primer duelo de la historia a eliminación directa en una competición importante entre dos naciones británicas.

Los de Bale se beneficiaron de un desafortunado tanto en propia meta de su homónimo McAuley, que despejó a las mallas de su portero un buen centro al área pequeña del jugador del Madrid, cuando acechaba Robson-Kanu.

Fue el epílogo de un partido trabado, denso, poco fluido y de pocas ocasiones de gol, un homenaje a un fútbol a la británica pasado de moda a este lado del Canal de la Mancha, en el que los galeses propusieron más.

Por primera vez en esta Eurocopa Bale se fue sin marcar, pero el madridista fue elegido el hombre del partido en una jornada histórica para su país. El empate no hubiera sido injusto en lo que supuso un homenaje al rugby.

En el envite, los de Coleman pusieron un poco más de control, consecuencia lógica de tener en sus filas jugadores de más quilates, frente a un Michael O'Neill que siguió apostando por el juego directo, los balones al área, una propuesta que le había metido, de rebote, por vez primera en los octavos de final de la Eurocopa como la peor de las cuatro terceras repescada.

Los galeses, debutantes también y que nunca antes habían conocido una fase tan avanzada de una competición grande, buscarán una plaza entre los cuatro mejores de Europa ante el vencedor del duelo entre Hungría y Bélgica.

Irlanda del Norte dispuso de las dos mejores ocasiones del primer tiempo. En el minuto 10 un disparo de Dallas obligó a Hannesey a estirarse para enviar el balón fuera.

Dos minutos más tarde respondió Bale con un buen centro al área que Ramsey trató de rematar de tacón, imitando a Cristiano Ronaldo, pero que no acertó a tocar.

El nerviosismo comenzaba a apoderarse de los galeses, que veían vano su dominio territorial. Coleman comenzó a mover banquillo y Ramsey retrasó su posición.

De sus botas salió en el 53 un buen centro hasta el punto de penalti que Vokes cabeceó algo desviado. Cinco minutos más tarde Bale dispuso de una falta algo alejada pero bien colocada. Su disparo, no muy ajustado al palo, fue fácil de atajar por McGovern y se convirtió en el primer tiro entre los tres palos de los galeses. Fue la antesala del gol, el síntoma de que el dominio de Gales comenzaba a dar frutos.

Bale se convirtió en un cuchillo por la izquierda y Ramsey, con sus centros, obligaba a reculara a los norirlandeses, que prácticamente se olvidaron del área rival. En ese contexto llegó el gol a los 75 minutos en un centro de Bale masl despejado por la defensa irlandesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine