25 de junio de 2016
25.06.2016
ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo

Los irlandeses encabezan la Eurocopa de las aficiones

Los "verdes" cantan nanas y serenatas, homenajean a la policía y recogen basura

25.06.2016 | 02:14

En esta Eurocopa huérfana de goles, la más rácana desde 1980, los aficionados están compensando la falta de puntería de los delanteros. Y si los hooligans enseñaron el lado enfermo del deporte, las nanas irlandesas parecen ser la medicina.

Muchas aficiones tienen un detalle simpático y llamativo, que a veces termina haciéndose más popular incluso que sus futbolistas. Ocurre con la pegadiza canción "Will Grigg's On Fire" de los seguidores de Irlanda del Norte o con el rugido vikingo de los hinchas de Islandia.

En Francia, el premio por aclamación se lo llevan los "Boys in Green" de Irlanda por demostrar un envidiable talento para afrontar la embriaguez con civismo. Van pintados de verde, beben ríos de cerveza y hacen mucho ruido. Pero también acunan a bebés, rinden tribuno a la policía o recogen basuras. Y las redes sociales aplauden en modo viral.

"Queremos estar por encima de los recientes problemas que ha habido entre aficionados ingleses y rusos", declaró uno de esos hinchas al Huffington Post tras recoger con sus amigos las bolsas de plástico y botellas vacías que habían desperdigado por los aledaños del Palacio de Bellas Artes de Burdeos.

A su paso por esa ciudad dejaron la imagen más tierna de la Eurocopa: un grupo de aficionados entró cantando en un tranvía y, al percatarse de que en el vagón había un padre con un bebé, cambiaron sus cánticos de guerra por una plácida nana. "Shhhhh..., silencio, hay un bebé a bordo. Callénse o les arrancamos la cabeza", lanzaron en broma al resto de pasajeros ante un padre sonriente y un bebé desconcertado.

Todavía en esa ciudad se popularizó otro simpático vídeo en el que los "chicos de verde" hicieron famosa a una joven de 19 años llamada Carla. Al salir de un pub irlandés, algunos hinchas comenzaron a hacerse fotos con la atractiva muchacha. Pronto uno empezó a cantar, los demás se volvieron hacia ella y la escena terminó convertida en una serenata de un centenar de personas. "Al principio aluciné un poco, no sabía donde meterme", explicó la joven al diario local Soud-Ouest sobre el episodio, que termina cuando la homenajeada le da un casto beso en la mejilla a uno de sus admiradores. El vídeo acumula dos millones de visitas en Youtube.

Luego vino el señor al que unos quinientos aplaudían cuando salía al balcón y abucheaban cuando se metía de nuevo en su casa, hasta que el hombre cedió a sus improvisados seguidores y salió al ventanal a dirigir a las masas como un DJ en Ibiza.

La última "operación seducción" irlandesa surgió cuando la marea verde abolló accidentalmente un coche aparcado en la calle y una decena de aficionados introdujo billetes entre la puerta y la ventanilla del coche, de forma que el dueño pudiera pagar la reparación.

Sin entradas

El cívico comportamiento de los irlandeses ha levantado casi más interés que la clasificación de Irlanda para octavos, donde se enfrentará a Francia. Por ahora Irlanda ha recibido 4.604 entradas para el duelo, a pesar de que hay 59.000 localidades en el Parc Olympique Lyonnais y que más de 20.000 irlandeses celebraron ante Italia la clasificación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine