25 de junio de 2016
25.06.2016
CELTA

La doble apuesta de Miñambres

El Celta combinará fichajes de alto perfil con la contratación de jóvenes talentos

25.06.2016 | 02:14
Álvaro Lemos persigue a un rival durante un partido de Liga con el Lugo. // El Progreso

En la difícil tarea de conformar un equipo de garantías para la exigente campaña que espera al Celta en su retorno a Europa, el club vigués apostará por la contratación de futbolistas de distinto perfil en función de las posiciones a reforzar. Se combinarán el fichaje de jugadores experimentados, con una sólida trayectoria a sus espaldas y una carrera más o menos consolidada, con la contratación de jóvenes talentos que puedan ayudar en el presente y sean, a la vez, una apuesta de futuro.

El club considera prioritario contratar un defensa central y un centrocampista ofensivo (un "diez" en palabras de Carlos Mouriño). Para ambas posiciones, la dirección deportiva que encabeza Felipe Miñambres busca futbolistas contrastados, con capacidad de ser titulares desde el primer momento, lo que eleva el listón de la exigencia. No son muchos los nombres que han sonado, en buena medida porque el mercado está más bien parado con la disputa de la Eurocopa de Francia y el Celta espera a que se mueva para extender sus redes. Han sonado algunos nombres, como el defensa central argentino Facundo Roncaglia, de la Fiorentina, o el atacante franco-argelino del Olympique de Lyon, Rachid Ghezzal, aunque ninguno de los dos parece la primera opción del club. En este perfil encajaría también el fichaje del portero que Berizzo ha pedido, pero que el Celta no considera prioritario. Miguel Ángel Moyá, del Atlético de Madrid, es uno de los candidatos mejor situados.

El caso más evidente de las contrataciones de perfil bajo es el reciente fichaje del extremo izquierdo del Nàstic de Tarragona José Naranjo, a quien el Celta ha fichado por cinco temporadas, hasta junio de 2021 por un asequible precio de 600.000 euros. Aunque carece de experiencia en Primera División, Naranjo es claramente una apuesta de futuro que llega para competir por un puesto.

La segunda de las contrataciones de la era Miñambres puede llegar también de la Segunda División, pues el Celta tiene avanzadas negociaciones para incorporar al lateral derecho del Lugo Álvaro Lemos. El jugador santiagués procede de la cantera del Deportivo, donde jugaba como extremo, pero sus mejores prestaciones las ha dado como lateral derecho en el tramo final de la pasada temporada, cuando José Antonio Durán Rivas relevó a Luis Milla al frente de la dirección del equipo. La cláusula de rescisión de Lemos ronda el millón de euros, cantidad que el Celta trata de rebajar para incorporarlo a sus filas. El club vigués dispone de muy buenos informes de Álvaro Lemos, de 23 años, al que ya intentó captar sin éxito hace unos años para su cantera.

Otro de los nombres que ha sonado con fuerza en los últimos tiempos es el suizo de ascendencia gallega Kevin Búa, del Zúrich. Búa, de 22 años, ha completado una buena campaña con el equipo suizo (seis goles y nueve asistencias).

A pesar de que le restan aún tres años de contrato con el Zúrich, el descenso del conjunto suizo a Segunda División puede facilitar la operación. Búa juega como volante izquierdo, posición que ha alternando en la última temporada con la de media punta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine