baloncesto - Liga Endesa

Rudy y Llull lideran una cómoda victoria del Madrid

El equipo de Pablo Laso encarilla el "play-off" con un segundo triunfo consecutivo y puede sentenciar mañana la final en casa

21.06.2016 | 02:11
Felipe Reyes anota ante Tomic. // Efe

El Real Madrid se anotó el tercer punto de la eliminatoria (1-2) al vencer por 91-74 al Barcelona Lassa, lo que le permite dar jaque a los azulgranas y al título, tras un partido en el que Sergio Llull y Rudy Fernández encabezaron a un equipo coral que superó en todo a un rival sin capacidad de reacción.

El Real Madrid salió dispuesto a imponer su ley en casa, con Carroll como punta de lanza desde la línea de 6,75 metros. Su primer triple fue a los treinta segundos, y al segundo intento fue toda una declaración de intenciones, secundada de inmediato por Trey Thompkins, 8-2 (min.2).

Tomas Satoranski (6 puntos) y Ante Tomic (5) fueron los encargados de mantener a los azulgranas en el marcador (12-11, min. 4.30) y los principales culpables de que su equipo se adelantara por un momento en el marcador (14-15, min. 6.20).El Real Madrid, lejos de amilanarse, siguió apostando por la larga distancia y, gracias a su buena circulación, consiguió tiros abiertos con facilidad, aprovechados por Thompkins y Sergio Rodríguez, para cerrar el primer cuarto con la máxima diferencia (29-21).

El segundo periodo se desarrolló un poco a trompicones. Primero el Madrid consiguió que se le vieran los fallos en defensa al Barcelona en varias ocasiones (35-25, min.13). El Barça reaccionó y se apuntó un parcial de 0-6 en apenas un minuto (35-31), pero el Madrid no se quedó atrás con un 9-0 en dos minutos y medio (44-31).

A estas alturas el lenguaje de gestos era claro y meridiano con respecto a lo que estaba sucediendo en la pista. Xavi Pascual no hacía más que gesticular con señas de abatimiento tras algunas canastas madridistas, mientras que Pablo Laso aplaudía a sus jugadores tras algún despiste.

En el Real Madrid todos sumaban. Andrés Nocioni se marcó dos triples fabulosos y Luka Doncic se manejó como un veterano a sus 17 años recién cumplidos. La ventaja alcanzó nuevos máximos con un 52-37 (min.19) y que al final de la primera parte se quedó en 54-41.

El Barcelona, privado del triple (2 de 10 en los primeros veinte minutos), sobrevivió a duras penas con los puntos de Justin Doellman.

El Real Madrid pareció salir más flojo en el tercer cuarto y el Barcelona, con un 0-6 de parcial (54-47, min.22.30), mostró sus intenciones de reengancharse al partido.

Pero sin aparente esfuerzo volvió a restablecer diferencias con un 62-50 (min.25), hasta que Juan Carlos Navarro descerrajó dos triples consecutivos para intentar poner un poco de zozobra en el marcador (62-56).

En ese momento apareció Rudy Fernández para capitalizar el ataque de su equipo y volver a poner la ventaja de seguridad en el luminoso, 72-56 (min. 26.30). Cada intento de estrechar el marcador por parte azulgrana fue contestado de inmediato por un Real Madrid crecido, seguro de si mismo y eficaz. Fueron unos minutos de festival madridista en los que consiguieron un parcial demoledor de 15-0 en apenas 3 minutos, 77-56 y que hicieron crecer la fiesta en las gradas. Al final del tercer cuarto, 77-58.

Con el partido, el marcador y el rebote controlado, el Madrid gestionó el último cuarto con un importante colchón de puntos, lo que le hizo bajar un poco la concentración y que el Barcelona recortara, 79-65 (min.34). Pero La vuelta de Rudy, Gustavo Ayón y Felipe Reyes a pista, cerró cualquier opción de victoria para los azulgranas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine