20 de junio de 2016
20.06.2016

Cristiano, ansioso por otro récord

Al jugador portugués le obsesiona ser el primero en marcar en cuatro Eurocopas

20.06.2016 | 01:29
Cristiano Ronaldo hace una mueca tras su gol en una acción invalidada ante Austria. // Darren Staples

En la última década, Portugal está colgada de su estrella, Cristiano Ronaldo, pero cuando el triple Balón de Oro está buscando desesperadamente el gol, todo el equipo se contagia de su ansiedad. El jugador del Real Madrid persigue convertirse en el primer futbolista que marca en cuatro Eurocopas.

El reto histórico de convertirse en el primer futbolista que marca en cuatro eurocopas le obsesiona a Ronaldo hasta el punto de dejarle en el dique seco en los dos primeros partidos de la competición.

El empate cosechado el sábado frente a Austria deja a los lusos con 2 puntos y en una situación desesperada, obligada a ganar a Hungría en la última jornada para asegurarse no quedar apeado del torneo en la fase de grupos por vez primera en la historia.

De lo contrario, dependerían de la ruleta rusa de aferrarse a uno de los puestos de mejor tercero que pasarán a octavos.

Portugal parece haber unido su suerte a la de Ronaldo y el atacante no encuentra el camino del gol que hasta ahora le había izado al puesto de tercer máximo anotador de las Eurocopas.

Ronaldo es el jugador que más remata a puerta en lo que va de torneo. De sus botas han salido 20 remates, más que 9 equipos, pero todavía no ha conseguido perforar las redes.

Casi uno de cada dos tiros de Portugal a portería provienen de las piernas del "7", a quien el seleccionador sitúa en el puesto tradicional de "9", a diferencia del emplazamiento que ocupa en su club.

El seleccionador, Fernando Santos, negó que Ronaldo tenga asignado un puesto y señaló que goza de libertad de movimientos porque esa es la mejor receta cuando tienes "al mejor jugador del mundo".

Pero lo cierto es que Ronaldo, que ante Austria superó a Figo como el portugués con más partidos internacionales, dos años y medio después de haber destronado a Pedro Pauleta como el máximo goleador, tiene en vilo a todo el país.

La impaciencia del portugués quedó reflejada en el penalti que falló ante Austria, que estrelló en el palo izquierdo con el meta ya batido. El típico error de precisión que se comete cuando la concentración no está al cien por ciento.

Una imprecisión que viene siendo una costumbre. CR7 ha marrado cuatro de los últimos cinco penaltis que ha intentado, tanto con su selección como en el Madrid.

El portugués atrae toda la atención de su selección, tanto la de sus compañeros, como la de los rivales. Cada una de sus palabras es escudriñada con atención y cada frase puede provocar un terremoto. Si Ronaldo dice que Islandia tuvo una pequeña mentalidad en su primer duelo, un planteamiento demasiado defensivo que no les llevará muy lejos, la isla nórdica estalla como un volcán contra el luso y el defensa Kari Arnason le responde: "Sus palabras explican por qué siempre está un poco por debajo de Messi".

La sombra del argentino, con quien parece estar en una competición permanente por el trono del fútbol mundial, le persigue incluso en la distancia, cuando él lucha en Europa y el barcelonista lo hace en la Copa América. "¡Messi, Messi!", gritaban los hinchas austríacos mientras el portugués encadenaba las ocasiones, falladas unas, detenidas por un inspirado Almer las más.

Disparar al astro enmudecido se ha convertido en un hábito en esta Eurocopa.

Ronaldo no ha marcado ningún gol de falta en competición importante con Portugal en 36 intentos, otro síntoma de su ansiedad, una estadística que permitió al inglés Gary Lineker reirse del luso comparándolo con su compañero de equipo, el galés Gareth Bale, al recordar que, en tres disparos de falta, lleva ya dos goles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine