04 de junio de 2016
04.06.2016
baloncesto - NBA

El renacido Livingston lidera el golpe inicial de los Warriors

04.06.2016 | 02:03

Shaun Livingston sufrió en 2007 una de las lesiones más espeluznantes que se recuerdan. Jugando para los Clippers, en una mala entrada a canasta, se dislocó la rótula, destrozándose de paso los ligamentos cruzado anterior y posterior de la rodilla izquierda. La fractura del menisco lateral y el esguince del ligamento lateral completaban un cuadro terrible. Los médicos, temiéndose que los nervios hubiesen quedado afectados, llegaron a manejar incluso la alternativa de la amputación.

Livinsgton, un base alto y elegante, se recuperó. Moldeó en el sufrimiento una terquedad de hierro. Durante años vagabundeó de equipo en equipo, con campañas en las que apenas superaba la veintena de apariciones. Aguardaba su momento. Resucitó en los Nets en la liga 2013-2014. Y en el pasado ejercicio fue uno de los secundarios de lujo en el anillo de Warriors. Ahora ha dado otro paso en su resurrección, brillando en el primer partido de las finales.

Ganaron por 104-89 los Warriors a los Cavaliers, que también fueron estación de paso para Livingston en 2012. Lo hicieron de manera inesperada. Los "Splash Brothers" se quedaron en 11 (Curry) y 9 puntos (Thompson). Su coro aprovechó el sobremarcaje de los Cavs. Seis compañeros estuvieron en dobles dígitos, con Livingston al frente (20). Los Cavs, que sólo estuvieron al mando con 63-64, tiraron de su trío habitual (Lebron, 23; Irving, 26; Love, 17), pero con malos porcentajes y sin bazas alternativas en las que apoyarse. Mañana, segundo asalto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine