04 de junio de 2016
04.06.2016
motociclismo - Gran Premio de Cataluña

Luis Salom muere en Montmeló

El mallorquín, de 24 años, fallecía a las 16.55 horas tras sufrir una caída a la entrada de la curva 12 del circuito cuando rodaba a 150 km/h - Los servicios médicos trataron de reanimarlo sin éxito

04.06.2016 | 04:55
Arriba, Salom, durante la sesión de entrenamientos libres de ayer en Montmeló. En el centro, instante en el que es atendido por los servicios sanitarios. Abajo, su madre María Antonia Horrach. // Efe

La tragedia volvió a cebarse con el mundo del deporte con el fallecimiento en la tarde de ayer de Luis Salom (SAG Team/Kalex). El piloto español sufrió una fuerte caída en el circuito barcelonés de Montmeló durante la sesión vespertina de la primera jornada de los entrenamientos libres de Moto2 del Gran Premio de Cataluña, que se disputará mañana.

El accidente de Salom se produjo en la curva 12 del trazado barcelonés, una zona especialmente rápida que sólo se utiliza para las competiciones de motociclismo y no para las carreras automovilísticas, y motivó que la organización de la carrera suspendiera la segunda tanda de entrenamientos libres de la categoría, a falta de 25 minutos para el final de la sesión.

Luis Jaime Salom Horrach (Palma de Mallorca, 7 de agosto de 1991), que cumplía su octava temporada en el Mundial, perdió el control de su moto en la frenada de la curva 12, en la conocida como zona del estadio. Una curva muy rápida a la que el piloto podría haber llegado a unos 155 kilómetros/hora.

El balear estaba apurando al máximo. Había iniciado el campeonato con un segundo puesto en la carrera de Qatar, pero desde entonces no había vuelto a pisar el podio y los resultados no le estaban acompañando. Ayer apenas había completado cinco vueltas al circuito en la sesión de la tarde y su mejor tiempo estaba muy lejos de los más rápidos de la categoría, a 1.5 segundos. Se cayó y fue deslizándose por el asfalto. También su montura, que fue más rápido que él e impactó contra las protecciones unos instantes antes.

La motocicleta, que además golpeó justo en el punto en el que se unían dos de esas protecciones ("airfence"), que acabaron desmontadas, rebotó con fuerza y terminó impactando bruscamente sobre el cuerpo del piloto mallorquín: dos fuerzas opuestas y un final trágico.

El piloto quedó tendido, inerte, en la escapatoria de la curva 12. Inmediatamente ondearon las banderas rojas que suspendían la sesión. Mientras la pista de vaciaba, al punto de impacto llegaban inmediatamente dos comisarios que poco pudieron hacer. Luego lo hacían dos coches medicalizados, a los que se sumaron casi de inmediato dos ambulancias e incluso el helicóptero médico, mientras por los garajes comenzaba a extenderse la alargada sombra de la tragedia. Desde el box de su equipo, el SAG Racing Team, se encontraba siguiendo la sesión su madre, María Antonia Horrach.

Los servicios médicos del circuito, un cuerpo de intervención inmediata del que dispone el Mundial desde el fallecimiento en 2011 del italiano Marco Simoncelli en Sepang, intentaban reanimarlo allí mismo sin éxito. Debido a la gravedad de su estado los médicos tomaron la decisión de evacuar al piloto por carretera hasta el Hospital General de Cataluña, un centro hospitalario cercano a Montmeló.

La ambulacia abandonaba el circuito a las cuatro de la tarde, y a su llegada al centro hospitalario Salom era intervenido de urgencia por el equipo de traumatología, que nada pudo hacer por salvar su vida. El mallorquín fallecía a las 16.55 horas, según precisaba la organización del Mundial.

"A raíz del incidente durante la segunda sesión de entrenamientos libres de Moto2, con gran tristeza tenemos que anunciar el fallecimiento de Luis Salom", comunicó la organización.

La sesión se clausuraba pero los pilotos, pese al luto, deberán volver hoy a la pista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine