fútbol

La gira planetaria de Alejandro Andújar

El preparador físico vigués, de 28 años, trabaja en un equipo georgiano tras haber coordinado las escuelas madridistas en Japón

31.05.2016 | 02:15
Alejandro Andújar, durante un entrenamiento. // FDV

Para Alejandro Andújar, su profesión ha sido el motor de una aventura vital todavía tierna, pero ya rica en latitudes y acentos. El preparador físico vigués, de 28 años, acaba de completar su primera campaña en el Saburtalo de la Umaglesi Liga, la máxima categoría del fútbol georgiano. Le restan allí dos temporadas más de contrato. Después, el planeta entero se le abre a la exploración. "Soy un afortunado", confiesa.

Alejandro Andújar estudia en la Facultad de Ciencias del Deporte en Pontevedra. Es el periodo clave, que determina su camino concreto. "Cuando hablas con otros compañeros de toda España y les comentas quiénes han sido tus profesores, te envidian. Eduardo Domínguez, Víctor Gáez, Carlos Lago...En cualquier estudio los nombran, la Universidad de Vigo es un referente a nivel de deportes colectivos y sobre todo de fútbol. Eso hace que le cojas más apego a la preparación física, aunque yo también tengo formación de entrenador, de nivel 2".

Andújar, resuelta ya su vocación, se inicia como tantos en el fútbol base y modesto, en el Val Miñor y después con el Valadares, en Regional Preferente, como saltó iniciático de consideración. Julio Álvarez es el técnico que marca sus inicios. Y se hubiese mudado con él al Areas, de Tercera, pero el destino le reserva la primera encrucijada. Su novia se traslada a Madrid por motivos laborales. A él le llega una oferta para integrarse en el cuerpo técnico del equipo juvenil del Getafe que milita en División de Honor. Todos los vectores cuadran. Hace las maletas, novedad que se acabará haciendo costumbre.

"En Getafe estuve muy contento durante tres años", recuerda. La apuesta provoca vértigo pero se basa en una perspectiva muy reflexionada y cuaja. "En el fútbol base las remuneraciones económicas no dan ni para cubrir gastos, pero yo siempre pensé que era una forma de invertir si quería dedicarme a esto. Es lo que hay que hacer. No puedo quejarme".

En ese tiempo en el club azulón forma sociedad con Roberto Rodríguez. Este entrenador abandona el Getafe por cuestiones personales, sin otro destino. "Hoy se dedica al fútbol en otra rama, en un proyecto en Madrid que colabora con China. En aquel entonces no le salieron oportunidades. Si no, me hubiese ido con él. He tenido suerte y con todos los entrenadores he mantenido una relación excelente", indica Andújar, consciente de que hoy se estila que el preparador físico ligue su itinerario al de un técnico concreto. "El entrenador es el actor principal, más hoy en día. Nosotros somos los secundarios, tenemos que ayudarles en lo que haga falta. Lo normal ahora es vincularte a alguien", asume.

Esa fusión aún debe retrasarse. Antes, Andújar se integra en el cuadro de especialistas de la Fundación del Real Madrid. Obra al principio en Valdebebas. Y entonces le proponen coordinar las escuelas madridistas de Japón. No lo duda. "Estuve cuatro o cinco meses, en periodos de tres o cuatro semanas, y después regresaba a España a descansar. Japón me encantó. Volvería sin dudarlo".

Ya puede afirmar al fin que se dedica profesionalmente a la preparación física. Cambian rutinas y sueldos. No el compromiso. "Es diferente a nivel de retribución. Antes tenía que compatibilizar ese trabajo con otros, como dar clases en los cursos de entrenador o en colegios. Ahora la dedicación es exclusiva. Lo que hacías antes en cinco horas al día, buscando huecos, tienes todo el día para hacerlo. Eso hace que tu trabajo sea más de calidad, pero yo me sentía igual de obligado cuando no era profesional", afirma.

Cada vez que el vigués se asienta, el fútbol vuelve a agitarle la vida. En marzo de este año, durante uno de sus descansos en España, recibe la llamada de Pablo Franco, el entrenador madrileño que dirigió el filial del Getafe y también el primer equipo en las jornadas finales de la Liga 2014-2015, tras la destitución de Cosmin Contra. Franco salva al equipo pero Ángel Torres prefiere contratar a Fran Escribá. A Franco le espera la inactividad hasta que le llega una propuesta exótica. Acepta y quiere que Andújar le acompañe. "Manolo Hierro había sido nombrado director deportivo del Saburtalo y fichó a Pablo, que se acordó de mí. Me dijo si me interesaba irme a Georgia con él. Me pareció un proyecto interesante. Le dije que sí y allí estoy".

De Georgia, ex república soviética del Cáucaso, no se suelen manejar en España excesivas referencias. El Saburtalo es uno de los cuatro equipos de la capital, Tiflis, que disputan la Umagesi Liga. Andújar ha descubierto un universo diferente y por lo mismo interesante. "Es una cultura muy diferente a la nuestra. Georgia es un país nuevo de alguna manera, está en evolución, ves nuevas construcciones, edificios, calles diferentes a las españolas. Nos tratan muy bien a nivel personal. Nos encanta la comida. Estamos satisfechos", resume.

No resulta extraño hoy en día encontrar profesionales españoles en cualquier liga. Como sucedió en su momento con los holandeses, los éxitos internacionales de la selección y los clubes han elevado su cotización. Se busca en ellos el contagio del tiqui-taka. "Al final estas dos últimas finales de Europa League y Champions y si España hace buen papel en la Eurocopa, todo influye en que sigamos teniendo esa fama. La marca España a nivel de fútbol nos ayuda a todos profesionalmente", reconoce el olívico. Es también un expectativa a la que deben responder sin disponer en ocasiones de los jugadores precisos. "Sí que hacemos un fútbol bastante atractivo a la vista", advierte. "Al termina algún rival nos dice que jugamos bien. Ellos practican más el pelotazo, Pero lo cierto es que nos adaptamos al nivel de los futbolistas y a los campos, que no son como aquí. Pablo es un entrenador inteligente, que sabe adaptarse aunque tenga un modelo de juego". Del jefe solo habla maravillas: "Con Pablo estoy encantado. En estos meses me ha hecho madurar mucho a todos los niveles, me ha hecho ponerme las pilas".

El Saburtalo es una escuadra de mitad de tabla, pero con ambición de crecer. Una voracidad que se percibe en toda la competición. Andújar avanza: "La liga, hasta el momento, tenía un desarrollo similar a las europeas, pero va a haber una reestructuración y se hará como la liga japonesa, de marzo a diciembre. La previas de Europa League y Champions van a cuadrar a mitad de competición. Les interesa. El fútbol georgiano tendrá más opciones. También van a crear una quiniela".

Con los jugadores, aunque disponen de un traductor que sabe español, intentan entenderse en inglés básico para que la comunicación resulte más directa y fluida. Andújar cree en el talento local. "El nivel es medio-bajo, muy diferente a España", acepta. "Pero lo cierto es que va a crecer y hay jugadores jóvenes muy interesantes".

La selección española cierra la preparación de la Eurocopa el próximo martes con un amistoso en Getafe ante Georgia. Casi una confluencia existencial para Andújar, aunque no podrá presenciar el encuentro. Avisa: "La plantilla de la selección georgiana no está formada por jugadores que compitan en la primera división de allí, a lo mejor un par del Dinamo o del Dila Gori. Los demás suelen estar esparcidos por Europa. En Georgia el juego es lento, de pocas transiciones, y los jugadores de la selección que están en el extranjero compiten mejor. Están más formados. Obviamente España es superior".

El futuro inmediato de Alejandro Andújar pasa por disfrutar de las vacaciones, con parada necesaria en Vigo, y regreso posterior a Tiflis. Pero intuye que quedan muchos viajes en su relato. "Soy consciente de que este tipo de trabajo tampoco tiene que durar siempre. En dos años se me acaba el contrato en Georgia y quizás me tenga que buscar la vida en otras cosas. La inestabilidad y el desconocimiento de lo que pasará en el futuro forman parte de esta profesión". Lo comenta sin amargura, consciente de las maravillas que el fútbol le ha permitido descubrir: "Las experiencias que he ido viviendo no las cambio por nada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine