Baloncesto - Liga ACB

El Ucam Murcia amenaza al Madrid

El equipo blanco pierde el segundo partido y se la jugará mañana en el partido definitivo

30.05.2016 | 01:52
Sergio Rodríguez, del Real Madrid, entra a canasta. // Javier Carrión

El Real Madrid deberá acudir al tercer partido de su serie de cuartos de final de la Liga Endesa al perder ayer noche ante un bravo Ucam Club Baloncesto en un partido en el que el conjunto grana puso garra, corazón y también calidad para acabar venciendo por 91-87.

Después del espectáculo vivido el viernes en el Barclaycard Center, con el 107-103 que resumió el gran partido de ambos equipos, granas y blancos empezaron este nuevo encuentro también con mucho acierto y con menos de tres minutos de juego disputados el marcador reflejaba un 9-9.

La peor noticia en el arranque del choque para el Madrid fue la falta descalificante indicada al mexicano Gustavo Ayón por soltar el codo ante Facundo Campazzo tras una entrada a canasta en la que curiosamente había forzado el 2+1.

Se llegó al término del primer cuarto con un 26-31 que dejaba claro la vocación ofensiva de unos y otros y Felipe Reyes y Sergio Llull asumiendo el peso en ataque para los blancos, con 12 y 10 puntos respectivamente en este periodo.

El conjunto dirigido por Fotis Katsikaris, de la mano de un efectivo Vítor Faverani -15 puntos al descanso-, seguía apretando a su oponente y Campazzo apareció en escena para, con 14 tantos más, ayudar a que la incertidumbre se mantuviera al término de los primeros 20 minutos.

La igualdad continuó siendo la nota predominante en la reanudación y el Ucam, tras un triple de Campazzo y una canasta de Thomas Kelati, se puso por delante en el marcador muchos minutos después mediado el tercer periodo.

A partir de ahí se sucedieron las rachas. A un 0-8 con Willy Hernagómez como protagonista que daba cierto aire a los blancos le siguieron varios minutos de inspiración ofensiva de los murcianos, con triples providenciales de Nemanja Radovic y Sadiel Rojas que le permitieron a su equipo cerrar el cuarto con tres puntos de renta.

La tensión fue en aumento conforme se acercaba el final y a los equipos les costaba más anotar. El choque se convirtió en un intercambio de canastas y ambas defensas apretaban conscientes de que el partido estaba en su fase decisiva. Un robo de balón culminado con bandeja por parte de Campazzo puso el 84-79 y luego dos tiros libres convertidos por Carlos Cabezas el 88-81 a poco más de un minuto. Llull replicó con un triple marca de la casa y luego anotó dos tiros libres (88-86).

A falta de 15 segundos el que se fue a la línea de personal fue Cabezas, quien falló uno y lo mismo le pasó a Jaycee Carroll. La sentencia la puso con un segundo por jugar Cabezas, esta vez sí convirtiendo los dos lanzamientos libres a los que tuvo derecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine