EUROCOPA 2016

Nolito da brillo a la Roja con un doblete

El céltico firma ante Bosnia la actuación que le asegura su participación en la Eurocopa de Francia con el vigente campeón del torneo - Pahíño era el primer y único céltico goleador con España, desde su tanto a Suiza en 1948

30.05.2016 | 13:01

A Nolito nadie le arrebatará ya el cumplir el sueño de disputar la Eurocopa de Francia. El céltico se ganó ayer el derecho a participar en el torneo continental con la selección española. Para el sanluqueño habrá un antes y un después de su actuación con la Roja en la localidad suiza de St. Gallen. Fue la estrella de la victoria española en el amistoso contra Bosnia (3-1), después de anotar dos excelentes goles: el primero de rosca, marca de la casa, y el segundo de vaselina, al más puro estilo Ronaldinho. Pero el jugador del Celta no se quedó en esas dos acciones estelares. Durante la hora que le concedió Vicente del Bosque sobre el terreno de juego, el atacante del Celta tuvo tiempo, además, para dar una asistencia de gol a Aduriz, que el vasco desaprovechó, y desperdiciar una clara ocasión de gol.

Después de la demostración de talento que ha protagonizado ante Bosnia, el seleccionador ya dispone de argumentos de sobra para incluir a Manuel Agudo Durán en la lista definitiva del combinado español que participará en el torneo continental que arrancará el 10 de junio en París. La selección española debuta el día 13, ante la República Checa. Después le esperan Turquía y Croacia. Antes de la cita francesa, Del Bosque dirigirá dos amistosos, ante Georgia y Corea del Sur.

A Nolito le espera un intenso mes de junio, después de que ayer consiguiese por méritos propios el pasaporte para la Eurocopa de Francia. Hacía 68 años que un céltico no marcaba con la Roja. El primer y único céltico hasta ayer era Pahíño. El delantero vigués también eligió territorio suizo para estrenarse como goleador de la selección española. Fue el 20 de junio de 1948, en Zurich, contra Suiza. Desde entonces, ningún otro celeste había marcado con el combinado español. Ayer, Nolito fue más allá y firmó un doblete sin despeinarse, disparando su cotización en el mercado de fichajes.


El sanluqueño disputaba su séptimo partido con la Roja. Del Bosque le dio la banda izquierda y pronto demostró muy buena química con el excéltico David Silva. Así, el costado por el que se movían ambos supuso una pesadilla para los bosnios, que pudieron recibir el primer golpe de Aduriz, pero el guipuzcoano erró el remate del balón que le sirvió en bandeja Nolito.

Poco después, el céltico recogió la pelota en el área rival y buscó el palo largo de la portería de Bosnia con un lanzamiento con el interior de su pie izquierdo. El balón tocó en el poste antes de superar a Begovic,guardameta del Chelsea. Nolito ponía fin con uno de sus remates típicos a casi medio siglo de sequía goleadora céltica en la Roja. El anotado en 1948 por Pahíño también llegó al principio del partido, en el minuto 7. El vigués, que sería traspasado al Real Madrid días más tarde, se cerraría en ese partido las puertas de la selección por reírse de una frase de un militar franquista en el vestuario, apelando a la furia española ("Y ahora, muchachos, cojones y españolía").

Ayer en St.Gallen, Nolito quiso completar su gran actuación con un gol antológico. Recibió el balón en el área bosnia y le dio tiempo a manejar varias opciones de pase, vio adelantado a Begovic y se inventó un remate de cuchara para superar al guardameta. En dieciocho minutos de juego, un renovado once español dejaba casi sentenciado el duelo gracias a dos destellos de calidad del céltico Nolito.


Sin embargo, el conjunto balcánico no quiso marcharse del partido y antes de la media hora de juego le puso emoción con el tanto de Spahic en un remate de cabeza que dejó en evidencia a la defensa de la Roja y al guardameta Sergio Asenjo.

La numerosa hinchada bosnia que acudió al AFG Arena y su equipo comenzaron a creer en que, como había anunciado Bazdarevic, querían causar una buena sensación ante la vigente campeona de Europa.

El exzaguero sevillista Spahic quiso reclamar más protagonismo. No le bastó con el gol y se ganó la expulsión con roja directa al borde del descanso tras dar dos manotazos seguidos a Azpilicueta y a Cesc Fábregas.


El ardor guerrero de Bosnia no le permite rendirse ni con uno menos. Lo demostró en la reanudación, aunque también colaboró en ello el carrusel de cambios, que afectó bastante más a España.

Sin Nolito, ni Silva ni Cesc Fábregas, perdió el dominio del balón el conjunto de Del Bosque y dejó de llegar con peligro y controlar el encuentro. Todo ello alimentó las esperanzas del cuadro bosnio, que rozó el empate, pero entre Sergio Asenjo, la madera y ciertas dosis de fortuna impidieron que remontase el marcador adverso.

Bosnia, pese a su inferioridad numérica, por momentos estaba desmelenada ante una selección española que había desaparecido y, con mayoría de debutantes y poco habituales, no encontraba soluciones. Ayer también se estrenó el excéltico Denis Suárez, que dejó detalles de su gran clase.

Mikel Oyarzábal tuvo la sentencia definitiva del duelo, a falta de un cuarto de hora, pero su disparo, colocado y raso, se marchó ligeramente fuera cuando se había quedado solo ante Begovic.

Bosnia, que se clasificó brillantemente para el Mundial de Brasil 2014, quiso demostrar que haberse quedado sin Eurocopa fue un accidente y al menos tras el descanso puso en jaque a esta novedosa España.

La Roja, de blanco en St. Gallen, comenzó con brillantez, fue a menos y pasó por apuros serios. Al final, los jóvenes de Del Bosque se acomodaron algo mejor al partido y Pedro Rodríguez, en el minuto 94, aprovechó un rechace de Begovic, tras un disparo de Iñaki Williams, para cerrar una victoria en la que Nolito se estrenó como goleador de la Roja con un doblete.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine