Gómez Noya visualiza ya su camino hacia el oro olímpico

El triatleta gallego apunta en una entrevista que el circuito de "Río será distinto a Londres, más duro y pesado"

26.05.2016 | 20:12
El triatleta gallego, Gómez Noya // EFE

Al gallego Javier Gómez Noya, medallista de plata en los Juegos de Londres 2012 y único quíntuple campeón del mundo de triatlón de la historia, sólo le queda un objetivo en su brillante carrera deportiva: el oro olímpico. Una meta por la que luchará en Río de Janeiro (Brasil), el próximo mes de agosto.

En una entrevista con la Agencia EFE que tuvo lugar este jueves en Lisboa, donde apunta, sin presión, a un cuarto título europeo, el líder de hierro del deporte español explica cómo afronta una temporada en la que puede ponerle la guinda a una trayectoria profesional que ya lo es de matrícula de honor.

Pregunta: Tuvo algún problema. Atrasó su debut este año y ahora saldrá a disputar el Europeo, aquí en Lisboa. ¿Cómo se encuentra?

Respuesta: Sí. Ha ido todo un poco atrasado. De entrada, teníamos previsto hacer una preparación diferente, con miras a los Juegos Olímpicos, que es mi principal objetivo. Quería empezar a competir más tarde de lo normal, al igual que hice en 2012.

Pero, en enero, unos problemas en una pierna me retrasaron la carrera a pie y decidí hacer un cambio de planes, para estar más estable y poder entrenar mejor y viajar menos. Cancelé ir a Australia, estuve un tiempo en Suráfrica; y luego volví a casa.

El entrenamiento va bien, estoy trabajando mucho. No estoy preparando estas carreras. Incluso esta mañana he entrenado duro aquí, en Lisboa. La idea es ir haciendo carreras, porque siempre hay aspectos específicos que te da la competición y no el entrenamiento. Pero ahora no tengo mayores objetivos que ir sumando carreras.

P: ¿Cómo se sintió en Dunkerque (Francia) y cómo llega a Lisboa?

R: En Dunkerque estuve mejor de lo que esperaba. Estuve peor de lo esperado en lo que estoy bien, que es nadando: cometí errores y salí mal del agua. Tengo aquí un golpe (señala su ojo izquierdo), de una patada que me dieron (ríe). Hice una buena bici, conseguimos entrar delante. Y corriendo sólo invertí doce segundos más que el año pasado, cuando gané esa carrera. Con una preparación muchísimo más atrasada. Así que estoy contento. Estuve muy cerca de Jonathan Brownlee y de (el noruego Kristian) Blummenfelt, dos de los más fuertes en este momento. Aguanté con ellos una vuelta y luego me quedé un poquito. Fue bueno volver a competir, volver a tener esas sensaciones. Y espero ir creciendo poco a poco con la competición.

P: Centra todo en los Juegos de Río. ¿Qué hará después de Lisboa?

R: La idea es hacer las pruebas del Mundial de Leeds (Inglaterra) y Estocolmo; y la que no tengo tan claro es Hamburgo (Alemania), que irá un poco en función de los entrenamientos y de lo que crea que podemos necesitar. Igual hago alguna prueba menor de atletismo. Pero de las "World Series", seguro Leeds y Estocolmo; y veremos Hamburgo.

P: ¿Por qué dejó de competir con licencia federativa gallega?

R: Porque tengo un problema importante con una persona de la Federación Gallega. Y como tiene el apoyo de la federación, decidí apartarme y seguir mi camino. No quiero ningún tipo de polémica, ni he hablado a los medios de comunicación al respecto. Es una decisión personal. Y nada más. He decidido apartarme, porque es mejor así.

P: Y mientras usted no estaba... Mario Mola líder del Mundial y Fernando Alarza, segundo. Trío de lujo para los Juegos de Río, ¿no?

R: Sí, sí. Desde luego. Tanto Mario como Fernando llevan un inicio de temporada muy bueno. Aunque es cierto que hay mucha gente escondida, todavía. No se ha visto mucho a los (hermanos ingleses) Brownlee, ni a Vincent Luis (francés). (El surafricano) Richard Murray tuvo la mala suerte de romperse la clavícula y tampoco ha estado en estas últimas pruebas. Pero ellos tienen que ganar a los que están. Lo han hecho muy bien, son merecedores de la plaza; y serán grandes rivales, con opciones de medalla en Río.

P: ¿Qué referencias tiene de los Brownlee? ¿Se esconden ustedes, los unos de los otros?

R: No sé (ríe). Con 'Jonny' (bronce en Londres'12) estuve este fin de semana. Corremos para el mismo equipo. Está entrenando bastante, no está nada fresco. Pero está a buen nivel y creo que le queda margen de mejora. Alistair (oro olímpico en Hyde Park) sí que está más escondido. No se sabe si por lesión o si es una decisión suya de hacer las cosas así. Vincent Luis no ha aparecido, tampoco. Es una incógnita. La gente siempre se lo toma así cuando hay Juegos. Si quieres estar a tope en agosto es muy difícil estar a tope en marzo o en abril, también.

P: ¿Los Brownlee irán a Río con 'escudero', como en Londres?

R: Sí. No sé si han decidido ya quién será el gregario, pero está claro que la tercera plaza será para alguien que les vaya a ayudar.

P: ¿Qué referencias tiene del circuito de Río, que arrancará en la playa de Copacabana? ¿Le gusta?

R: Sí. Corrí allí el año pasado, tuve buenas sensaciones. Y gané la carrera. Aunque eso no quiere decir nada. Es un circuito duro, con una natación complicada, sin neopreno, a una sola vuelta, salida de playa.... El circuito de bici es duro también. Son ocho vueltas, con una subida importante. No muy larga, pero con mucha pendiente.

Y la carrera a pie, pese a que es llana, se hizo muy dura el año pasado, por la humedad y el calor; y por lo que llevas encima. Ese circuito de bici pasa factura a la hora de correr. Es un circuito muy diferente a Londres, que era una carrera rápida, para correr muy deprisa, con buen clima; ideal para ir rápido. En Río será una carrera más pesada, más de resistencia.

P: ¿Por qué no se concentrará en Brasil, antes de los Juegos?

R: No lo haré. Yo creo que todos los triatletas españoles iremos pocos días antes de la prueba, porque la experiencia que tenemos de Río es que es un caos para entrenar los días previos.

Entonces, cuando, precisamente, quieres afinar los entrenamientos, yendo ahí con tiempo creo que tienes más que perder que ganar. Son sólo cinco horas de cambio horario, así que si vamos cinco o seis días antes, creo que será más que suficiente.

P: Se va a entrenar de nuevo con su paisano Iván Raña, el otro campeón del mundo que, de momento, tiene España. ¿Cómo surgió?

R: Sí, sí (ríe). Vamos a estar en Lugo, haciendo un bloque de preparación importante. Iván va a estar en Galicia y le dijimos que si él quería venir, nosotros encantados. Es una persona que, aunque tenemos objetivos diferentes (Raña, campeón mundial en 2002, compite ahora en Ironman, el circuito de triatlón de larga distancia), tiene mucha experiencia; y sabe lo que es estar en la situación en la que estoy yo. Y que puede aportar siempre cosas positivas al grupo de trabajo. Nosotros, encantados de que venga. El tiempo que quiera.

P: Iván (Raña) se machaca a muerte en el circuito Ironman. Luego, corre a menudo descalzo, como hizo en la Copa de Europa de Madrid... Aparte de ser un auténtico fuera de seria, ¿está como una cabra?

R: Iván está como una cabra, como siempre (ríe). No es nuevo. Pero tiene una personalidad muy fuerte. Tiene unas ideas muy claras. Y hace lo que él cree que tiene que hacer. No se deja guiar por gente, o por modas. Y alguien que ha estado al más alto nivel durante veinte años es alguien a tener en cuenta.

No quiere decir que ahora todo el mundo tenga que correr descalzo, ni mucho menos, porque es algo que él lleva haciendo mucho tiempo; y él se ha adaptado. Pero tiene una visión del triatlón que es muy interesante. Y que siempre puede aportar mucho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine