balonamno

El Arenal se hace cancha

Cerca de 1.500 niños participaron ayer en la novena edición del "Balonmán na rúa"

18.05.2016 | 01:23
Un instante de uno de los partidos de balonmano dispuados ayer en la calle Areal. // Ricardo Grobas

La novena edición del "Balónmán na rúa" coronó a Vigo como la capital del balonmano gallego de formación, fue definida por el presidente de la federación autonómica, José Luis Pérez Ouro, como "un éxito" y confirmó al dirigente deportivo el acierto de convertir parte de Areal en un gigantesco campo de balonmano. La clausura de las escuelas deportivas de Federación Gallega y Diputación fue patrocinado por el Concello de Vigo.

Mil quinientos niños, 180 equipos, terrazas llenas, vorágine de familiares desde las diez de la mañana a las seis de la tarde tomando Rosalía Castro y calles anexas? la exhibición de cierre del curso para las escuelas deportivas de la Gallega de Balonmano y la Diputación llevó más de 300 partidos al Areal, con campos en plena calle, utilización de la pista polideportiva existente y una logística impecable de Protección Civil, Policía Local, catorce voluntarios de la federación y una treintena de árbitros.

A las diez de la mañana el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, acompañado por el edil de Deportes, Manel Fernández, y por el presidente federativo, José Luis Pérez Ouro, daba la bienvenida a los jugadores de una treintena de municipios de la provincia al grito de "nos gusta el balonmano". Caballero les pedía también que disfrutasen cada partido y les prometía "un día soleado" para que la fiesta fuese completa.

Areal nunca había visto un despliegue de tal calibre. Una decena de campos de balonmano o minibalonmano eran rodeados por numerosos familiares que se pasarán los próximos días editando las fotos y vídeos de los partidos de sus hijos. Prebenjamines, benjamines, alevín mixto, infantiles? la organización no admitía ni un retraso para cumplir horarios y todo salió perfecto.

La Policía Local habilitó una carril para acceso a garajes, los jardines eran un hervidero de niños jugando y también servían de cobijo contra el sol y Ouro valoraba la posibilidad de repetirlo "el año que viene. Hace nueve años hicimos el Balonmán na Rúa en la Praza da Estrela pero se nos quedaba pequeño. Areal es una calle extraordinaria. Aquí podemos meter 3.000 jugadores". El presidente federativo consideró esta edición como la mejor de cuantas ha vivido.

A las seis de la tarde, Ouro y Manel Fernández entregaban las medallas a todos los participantes -los equipos jugaron cuatro o cinco partidos y no hubo campeones, indicó la organización- y los aledaños del antiguo Rectorado se convertían en una gran estación de autobuses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine