ciclismo - Giro de Italia

La lluvia entrega la crono a Roglic

Bambrilla retiene el liderato por un segundo sobre Jungels - Valverde, de más a menos

16.05.2016 | 03:56
Keizer toma la salida en Radda (Chianti). // Alessandro di Meo

El esloveno Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) ha hecho suya la novena etapa del octava etapa del Giro de Italia de ciclismo 2016, una crono sobre un circuito en Chianti, de 40,5 kilómetros, tras la cual se mantiene como líder, pero con sólo un segundo de ventaja, el italiano Gianluca Brambilla (Etixx-Quick Step). Roglic, que se aprovechó de haber salido cuando el asfalto estaba seco, al no llover, paró en crono en 51:45, mientras que Brambilla, que corrió sobre mojado, lo hizo en 53:50. Alejandro Valverde (Movistar) invirtió un tiempo de 54:09, que le ubica en la sexta plaza en la general a 55 segundos de Brambilla, que saca uno al holandés Bob Jungels (Etixx-Quick Step).

La crono, ya de por si exigente por su continuas ondulaciones, con una parte central sobre carretera estrecha y un final con dos ligeras subidas antes del descenso hacia meta, estuvo sin duda marcada por la lluvia. Y es que se vieron notablemente beneficiados los corredores que salieron en la primera mitad, y se encontraron el firme seco. Luego, llegó la lluvia y, ello, perjudicó notablemente a los que iban en los mejores puestos en la clasificación.

El gran beneficiado fue Roglic, que salió el cuadragésimo y, sobre seco, voló. Algo similar aconteció con el austríaco Matthias Brandle (IAM), que salió en segundo lugar y acabó la crono tras Roglic, a diez segundos de diferencia; con el noruego Vegard Stake Laengen (IAM) o el suizo Fabian Cancellara (TFS). que concluyeron tercero y cuarto, respectivamente, a 17 y 28 segundos.

La cruz fue para el ruso Ilnur Zakarin (Katusha), que iba segundo en la general, con opciones de quitar el liderato a Brambilla, y que, sin embargo, sufrió dos caídas por el firme mojado (la última en una cerrada curva cercana a la meta), y en medio tuvo que cambiar de bicicleta por problemas mecánicos. Se fue a los 55:36 y, con ello, lejos en la general.

Ya con mojado, los favoritos acusaron las peores condiciones, destacando sobre ellas, especialmente, el luxemburgués Bob Jungels y el costarricense Andrey Amador (Movistar). El luxemburgués fue sexto, a 45 segundos (; el costarricense décimo, a 1'19".

De los "grandes", el ruso Dumoulin (Giant Alpecin), otro de los teóricos favoritos a hacerse con la crono, acabó decimoquinto, a 1'58" (53:43); Brambilla, decimoséptimo, defendió con uñas su liderato, (53:50). El italiano Nibali (Astana) se defendió bien, al acabar decimonoveno, con 53:58; siete segundos menos que invirtió un Mikel Landa (Sky) que sorprendió en positivo.

Valverde fue de más a menos. Sus intermedios presagiaban que podría ponerse líder, pero bajo el ritmo en el último tercio. El murciano acabó vigésimo segundo, a 2'24 (54:09). Cedió once sobre Nibali y diecinueve sobre Brambilla. El Giro descansa hoy, para volver el martes con una décima etapa, Campi Bisenzio-Sestola, de 219 kilómetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine