Un cicerone de lujo en O Morrazo

Mosquera, Rabuñal y Óscar González, entre los 230 participantes de la marcha del corredor del Delko Marseille

16.05.2016 | 03:56

Un reto sí, pero entre amigos. La primera edición del Desafío Delio Fernández congregó ayer en las carreteras de O Morrazo a un total de 230 corredores que de este modo pudieron conocer de primera mano los viales por donde entrena habitualmente el corredor del Delko Marseille. El deportista moañés compartió ruta con un pelotón formado por ciclistas aficionados, cicloturistas y por algún nombre ilustre de este deporte, como los excorredores del desaparecido Xacobeo Galicia Ezequiel Mosquera y Gonzalo Rabuñal o el ciclista profesional del Sporting Tavira luso, el estradense Óscar González.

Todos ellos partieron a las 9.30 de la plaza de abastos de Moaña para realizar un recorrido de 110 kilómetros, la mayor parte de ellos controlados, pero con alguna zona donde los más fuertes pudieron probarse y dar rienda suelta a sus energías. De este modo, la marcha circuló a una velocidad controlada durante los 36 primeros kilómetros, atravesando los municipios de Moaña, Cangas, Bueu y Marín, antes de encarar la primera subida del día, a un Lago Castiñeiras en donde se estableció un punto de avituallamiento que sirvió para reagrupar a los participantes. El paso por meta, en el kilómetro 59, sirvió para dar inicio a la segunda parte de la prueba, con un ritmo más vivo en la ascensión a Cruz da Maceira y, tras pasar por Vilaboa, llegar al plato fuerte de este evento.

El puerto de San Lorenzo, en el kilómetro 93, marcaba el principal desafío para los participantes, una subida de 4,7 kilómetros con un desnivel medio del 7 por ciento. Con Óscar González y el propio Delio Fernández fuera de competición por motivos evidentes, el primero de los no profesionales y mejor escalador fue el moañés David Vidal, que coronó en 14 minutos y 4 segundos, el mismo tiempo de un José Albino Silva que solo cedió al sprint. En la categoría femenina la portuguesa Fátima Melo fue la primera, con 17 minutos y 34 segundos. Después de un tiempo para reagrupar nuevamente al pelotón, este se dirigió hacia Moaña en donde entró en línea de meta, poniendo el punto y final a un evento cicloturista con vocación de continuidad.

Al término de la marcha, Delio Fernández se mostró muy satisfecho por la acogida de esta iniciativa organizada desde la Asociación Deportiva Punta Fondón en la que tomaron parte corredores de toda Galicia y de Portugal. "Estamos muy contentos por la acogida de los aficionados que se acercaron a Moaña ya desde el sábado, así como de los vecinos que facilitaron la organización", señaló. Fernández apuntó asimismo que el trazado -diseñado por él mismo- había gustado a los participantes. "Muchos que incluso eran de cerca se sorprendían porque no conocían algunas subidas", dijo, antes de añadir que "tenemos que seguir mejorando. En próximas ediciones queremos aumentar el número de participantes y pulir algunos aspectos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine