fútbol - Segunda División B

El Celta B termina a lo grande

Numerosas novedades en el once celeste

15.05.2016 | 08:30
Los jugadores del Celta B celebran uno de sus goles. // R. Grobas

El Celta B despidió la temporada ante su afición manteniendo el buen sabor de boca de las últimas jornadas, en las que el conjunto vigués ha logrado encadenar tres triunfos de forma consecutiva y seis en sus últimos siete compromisos para certificar su permanencia una campaña más en la Segunda División B cuando más complicado lo tenía.

Las alineaciones de ambos equipos confirmaron lo que ya era evidente. El encuentro, sin nada en juego, era una oportunidad excelente para premiar a los jugadores menos habituales. El Celta B presentaba muchas novedades, con muchos titulares habituales como De Amo o Luis Rioja fuera incluso de la convocatoria. El juvenil Ángel Fraga en la portería, la pareja de centrales formada por Goldar y Alén y la presencia como referencia ofensiva de Guille Andrés eran las principales caras nuevas de un conjunto vigués que, aún así, saltó al césped de Barreiro con la intención de celebrar la permanencia con un triunfo ante su afición. Además, los pucelanos, también con un once lejos del habitual, comenzaron el partido con muchas dudas en defensa, concediendo muchas facilidades a los locales que antes del minuto 7 de encuentro ya vencían 2-0 gracias a los tantos de Franco Fragapane y David Goldar.

Una desafortunada acción casi a la media hora de partido cambió el encuentro. Fue en un centro sin aparente peligro desde la banda derecha de Nacho que se fue envenenando y que Ángel Fraga logró atrapar. Cuando la acción parecía finalizada, el asistente del tinerfeño Cristian Gadella echó a correr hacia el mediocampo señalando gol al entender que la pelota había traspasado la línea de su portería ante la incredulidad del meta céltico y de la grada de Barreiro.

El Valladolid B acabó de enchufarse plenamente al partido nada más reanudarse tras el intermedio. Una pérdida de balón en la salida permitió un rápido contragolpe visitante en el que Renzo puso un preciso balón para que Higinio sólo tuviese que empujar.

Con el encuentro empatado sí que se hizo muy evidente la falta de tensión y el ritmo bajó muchísimos enteros hasta que los cambios revivieron el choque, especialmente con la entrada por bando céltico de Borja Iglesias. Fruto de ello empezó a asumir de nuevo el protagonismo. Esa apuesta sufrió un tremendo espaldarazo en el minuto 70 al ver el visitante Ángel la segunda tarjeta amarilla. Los locales incrementaron su acoso y una excelente acción individual de Borja Fernández permitió a Franco Fragapane poner de nuevo por delante al filial céltico. El Valladolid B ya no tenia ni fuerzas ni ambición y el Celta B puso la sentencia instantes después con un buen disparo de Samuel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine