14 de mayo de 2016
14.05.2016
balonmano - División de Honor femenina

El Guardés visita la cancha del colista

Estela Carrera, con una lesión en el hombro, dice adiós a lo que resta de temporada

14.05.2016 | 02:45
Manu Etayo da instrucciones a sus jugadoras, durante un partido del Mecalia Guardés. // Ricardo Grobas

Tan solo tres jornadas quedan para que finalice la División de Honor femenina y en la de hoy, correspondiente a la 24ª jonrada, el Mecalia Guardés se mide contra el último clasificado, el Aiala Zarautz. Su rival tan solo ha conseguido dos victorias en toda la temporada y es uno de los equipos que descenderá esta temporada a División de Honor Plata. En el partido de la primera vuelta el Mecalia Guardés ganó por un contundente 33-14 lo que deja claro la superioridad del conjunto del Baixo Miño sobre el equipo vasco.

Para este encuentro Manu Etayo no podrá contar con la presencia de Estela Carrera, que se ha lesionado el hombro y no podrá jugar lo que resta de temporada. Esta año las lesiones han sido un gran lastre para el equipo guardés, cuyas jugadoras han sufrido hasta tres operaciones graves. Esta lesiones han dejado al equipo un poco mermado y no ha podido cumplir sus objetivos.

En lo que resta de temporada el objetivo debe centrarse en mantener la tercera plaza ya que el Helvetia Alcobendas viene pisándole los talones a tan solo dos puntos de ventaja ya que la jornada pasada perdió contra el Rocasa Gran Canaria.

Tres finales restan para cerrar la temporada y hoy es una de ellas donde la superioridad sobre su rival está patente, con lo que la victoria está casi asegurada. Aún así Manu Etayo huye de los excesos de confianza y advirte que el Zarautz "ya juega sin presión. Tenemos que ir muy centradas si no queremos que se nos compliquen las cosas. El Zarautz es un equipo que ahora está jugando para disfutrar y eso puede hacerlas más peligrosas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine