Eduardo Berizzo: "Fichar a un tercer portero sería por la cantidad de partidos que nos esperan"

Solicita una plantilla "amplia", con cuatro o cinco fichajes, para afrontar las tres competiciones del próximo año

14.05.2016 | 08:19
Eduardo Berizzo (derecha) charla, ayer, con Eduardo Marcucci (centro) y Pablo Fernández (izquierda), en A Madroa. // Adrián Irago

Eduardo Berizzo imagina el Celta del curso que viene con los veinte jugadores que componen la actual plantilla y la incorporación de entre tres y cinco futbolistas. "No podemos quedarnos cortos en número de jugadores para la próxima temporada. Esa es mi primera impresión. Prefiero futbolistas enfadados con su entrenador y no que el entrenador carezca de recursos para afrontar seriamente esas competiciones", señala el preparador céltico al referirse a la Liga, la Copa y la Europa League. En el capítulo de fichajes, Berizzo apunta la posibilidad de incorporar un tercer portero, además de dos defensas y un volante de ataque. Baraja incluso un atacante de banda como sustituto para Claudio Beauvue, en función de cómo se recupere el guadalupeño de la rotura del tendón de Aquiles que le mantendrá entre cinco y seis meses de baja.

De las palabras del preparador argentino se desprende que no le sobra nadie del actual plantel y que reclamará al club refuerzos de calidad, además de apuntar que antes de la pretemporada decidirá si regresa alguno de los tres cedidos: David Costas, Álex López y Levy Madinda.

Berizzo se muestra satisfecho con el trabajo de los dos guardametas, Sergio Álvarez y Rubén Blanco, pero desliza la opción de incorporar a otro. Este curso recurrió a la cantera y Néstor Díaz, del filial, incluso tuvo la oportunidad de debutar ante en Levante, en la primera jornada de Liga. También el morracense Iván Villar fue asiduo en los entrenamientos del primer equipo. El técnico está dispuesto a que ahora se acuda al mercado de fichajes. "Valoro muchos a los dos porteros. Si imaginásemos un tercer portero es por la cantidad de partidos que nos esperan y por la eventualidad que encierra jugar tanto y sufrir lesiones. No es porque la producción de los dos arqueros haya sido insuficiente. Estoy muy satisfecho, tanto de Sergio como de Rubén", explica el entrenador del Celta.

Para el partido de hoy en el Vicente Calderón, el preparador argentino mantiene abierta la puerta a las rotaciones: "Puede que sí. Los dos terminan muy bien la Liga. Bien es cierto que la rotación en la portería encierra por sí misma una crítica natural porque es un puesto particular. Creo que los dos han competido muy bien, han tenido buenos partidos, con particularidades, pero estoy contento con cualquiera de los dos".

La principal línea que Berizzo quiere apuntalar es la defensa, que se ha quedado raquítica, con cuatro jugadores específicos, tras la lesión de larga duración de Andreu Fontás y la expulsión de Gustavo Cabral. Éste está a punto de renovar su contrato, recuerda Berizzo: "Contamos que Cabral ya se queda con nosotros. No se ha firmado la renovación pero el arreglo está muy próximo".

El técnico del Celta quiere ocho zagueros para el curso que viene. Para ello, solicitará el fichaje de un central específico y un jugador polivalente, que valga para distintas posiciones. Así, en el futuro podrá disponer de dos jugadores por puesto en la retaguardia. "Esta temporada corrimos el riesgo de tener tres centrales, y no cuatro, y justo pasa lo de Andreu, que inclusive nos obligó a buscar soluciones que luego resultaron exitosas. En la defensa imaginamos un central y un futbolista que pueda jugar en muchos lugares de la defensa", añade.

Otra de las piezas que Berizzo desea incorporar es un futbolista que actúe de "volante ofensivo, que acelere el juego hacia adelante".

Esa función la desempeña ahora Fabián Orellana, que también alterna como extremo derecho, posición en la que seguramente jugará esta tarde ante el Atlético de Madrid. Con esa contratación, el equipo celeste también vería dobladas las posiciones en la zona ancha del campo, pues Radoja y Marcelo Díaz actúan como pivotes; mientras que Pablo Hernández y Daniel Wass se complementan como segundo centrocampista, aunque las necesidades actuales del equipo les obliguen a moverse por toda la línea de medios.

El quinto elemento que podría incorporar el Celta este verano estará sujeto a la evolución de la grave lesión de Beauvue, que a mediados de abril se rompió el tendón de Aquiles y los médicos pronosticaron alrededor de medio año de recuperación. "Dependemos de la recuperación de Claudio. Así que esa banda también necesitará refuerzos", comenta Berizzo al referirse a la planificación de la temporada que viene, en la que el club también tendrá que decidirse sobre el trío de cedidos: Costas, Álex López y Madinda. "Los evaluaremos antes. El que venga será para quedarse. No quisiera idas y vueltas en la pretemporada", comentaba ayer Eduardo Berizzo, quien tras el partido del Calderón viajará a Vigo con el resto del equipo para celebrar mañana la tradicional cena de despedida del curso. Después se tomará unos diez días de descanso antes de comenzar a preparar el próximo curso. "Vamos a enfrentar, ojalá que así sea, una temporada de triple competencia, muy intensa. Jugar en Europa requiere intensidad, viajes... Los partidos tienen otro ritmo. Uno a veces se deja encandilar por las luces de la competición europea y la Liga pasa a un segundo plano. No quiero que eso suceda. Quiero darle la máxima importancia a cada partido, cada tres días, y para eso necesitamos que la plantilla aumente en número", sostiene el técnico del Celta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine