ÚLTIMA HORA
Abatido el presunto asesino de al menos tres personas en Teruel
CELTA

Medio siglo de pasión celeste

El Celta entrega las insignias de oro del club a 25 aficonados que cumplen 50 años como socios

12.05.2016 | 08:41
Veinticinco aficionados cumplen 50 años como socios. // José Lores

"El Celta es un gran sentimiento, una gran pasión. Es algo que hacemos revivir todos cada uno y en cada momento". Con estas palabras recibía el presidente del Celta, Carlos Mouriño, a los 25 aficionados que recibieron ayer la insignia de oro del club al cumplir 50 años como socios.

En un acto muy emotivo, celebrado en el Museo del Celta, en el que estaba presente la directiva del club, el cuerpo técnico del equipo, con el entrenador Eduardo Berizzo al frente, además de los cuatro capitanes de la plantilla (Nolito, Sergio, Cabral y Hugo Mallo), los 25 socios distinguidos recibieron el premio a su fidelidad y a su medio siglo de pasión por un color: el celeste.

Los homenajeados fueron María Rosa Hidalgo, Manuel Gallego, Basilio Casal, Octavio Nodar, Raimundo Pérez, Juan Tizón, Álvaro Otero, José Rodríguez, Plácido Argibay, Modesto Bermúdez, Eugenio Rodríguez, Manuel Martínez, José Luis Vázquez, José Luis Pereiro, Orencio Núñez, Antonio Martínez, Ángel García, Isidro Rápela, José María Nicolás Alberte, Eusebio Cerqueira, Ramón Carrera, Julio Fernández, José Fernández, Francisco Cascallar e Ignacio Pinacho. Todos ellos recibieron su insignia de manos de Carlos Mouriño, que afectuosamente les felicitaba y agradecía su pasión por el club.

"Estamos muy felices de compartir con vosotros estos cincuenta años ininterrumpidos de celtismo. Cincuenta años en los que habéis estado ahí permanentemente, apoyando, a veces criticando, pero con esa crítica también nos hacéis ser mejores", indica el dirigente.

"Hay una gran coincidencia, que también cumplimos 50 años en Primera División, que hay muy pocos equipos en España que lo hayan hecho. Por eso somos tan históricos", indicó Mouriño antes de la imposición de las insignias. "Sois los que animasteis en las buenas y en las malas, los que os enfadasteis y también sonreísteis con el equipo y no nos queda más que aprender de vuestra lealtad", dijo. Mouriño tiene claro que "nadie nos vencerá". "Perderemos partidos o los ganaremos, pero nadie nos va a vencer, porque vosotros nos habéis marcado el camino que tenemos que seguir".

Entre aplausos, el presidente de la entidad celeste cedió la palabra al entrenador, Eduardo Berizzo. "Muchas gracias por su fidelidad. No es fácil aguantar tantos años a estos cabrones", dijo en tono de broma. "Pero si están aquí es porque tienen un gran sentimiento hacia el club. Irradiaron, contagiaron y seguirán irradiando a los más jóvenes un amor por el buen fútbol y amor por la camiseta, que es lo realmente valioso en esto del fútbol. Gracias a ustedes por todos estos años, por apoyar, por criticar, como dice el presidente, y por mi parte prometo hacer los cambios un poco antes", dijo soltando un cariño aplauso a la concurrencia.

Tras la entrega de las insignias, se procedió a hacer la tradicional foto de familia junto al consejo de administración del club, jugadores y cuerpo técnico del primer equipo además de representantes de la Federación de Peñas y de la Agrupación de Antiguos Jugadores del RC Celta. La foto tuvo que hacerse esta vez en el museo, ya que la lluvia les impidió salir al campo, aunque con la promesa de que volverán a ser emplazados para cuando el tiempo les permita el retrato sobre el césped de Balaídos. No faltó la visita a los vestuarios y las fotos con los jugadores. Era un día para celebrar el celtismo y ayer ellos eran los grandes protagonistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine