Berizzo llevó al Celta a las puertas de otra final de Copa

El triunfo en el Calderón ante el Atlético de Madrid fue el momento cumbre del brillante papel celeste en el torneo

09.05.2016 | 01:56
Mallo, Wass, Hernández y Guidetti celebran uno de los goles en el Calderón. // Eduardo Candel Reviejo

La Copa del Rey es la mayor frustración en los noventa y tres años de historia del Celta. El conjunto vigués fracasó en los tres intentos que tuvo para llevarse el segundo trofeo más prestigioso del fútbol español (1948, 1994 y 2001). Eduardo Berizzo sufrió la derrota en la final de Sevilla como futbolista del equipo que ahora entrena. Consciente de la importancia que tiene para el celtismo esa competición, el técnico argentino y sus jugadores pusieron todo el empeño esta temporada para superar el mayor número de eliminatorias. El sueño acabó en las semifinales, ante el Sevilla. Sin embargo, el momento cumbre de los célticos se produjo en el Calderón, al eliminar al Atlético.

Los célticos iniciaron la competición de Copa ante el Almería. El equipo andaluz, sumido en una crisis de resultados en Segunda, opuso escasa resistencia (4-1 final) ante un Celta que se encomendó a los goles de Aspas y de Guidetti. El sueco aprovechó la ocasión para reivindicar más protagonismo en la Liga. Lo mismo le ocurrió al belga Theò Bongonda.

En los octavos de final esperaba un Cádiz que había eliminado al Real Madrid por alineación indebida de Cheryshev. Con el doblete de Guidetti y el primer tanto de Jonny con la celeste, los de Berizzo dejaron sentenciado el duelo en el Carranza.

El sorteo deparó un Celta-Atlético de Madrid en los cuartos de final. La eliminatoria se intercaló con el duelo de Liga en Balaídos y con las primeras actuaciones del Augusto Fernández con el equipo madrileño. El empate sin goles en Vigo dejaba la eliminatoria favorable para el segundo clasificado de la Liga y aspirante a pelear por todos los títulos en juego, incluido el de la Champions.

Con su descaro habitual se presentó el Celta en el Calderón, que enmudeció con los tantos de Pablo Hernández y el golazo de Guidetti.

El Sevilla esperaba al Celta en la semifinal, que se resolvió en el Sánchez Pizjuán (4-0), tras una nefasta segunda parte de los de Berizzo. El 2-2 de Balaídos cerró el excelente capítulo de los de Berizzo en la Copa del Rey.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine