Mallo vuelve a ponerse el traje de central

El capitán se perfila como pareja de Sergi Gómez en el eje de la defensa céltica ante el Málaga - El Comité de Apelación ratifica la sanción de dos partidos para el zaguero argentino por su expulsión en San Mamés

06.05.2016 | 04:55
Guidetti controla el balón, ayer en A Madroa, ante Hugo Mallo y Sergi Gómez. // Ricardo Grobas

Con la defensa bajo mínimos por la sanción a Gustavo Cabral tras su expulsión en San Mamés, ratificada ayer por el Comité de Apelación, Eduardo Berizzo piensa en Hugo Mallo como sustituto del central argentino para el partido del domingo contra el Málaga (Balaídos, 17 horas). Ayer, el técnico trabajó con el canterano y capitán céltico como pareja de Sergi Gómez en el eje de la zaga. La propuesta obliga a cambiar de posición a Jonny, que pasará a ocupar el lateral derecho, mientras que Carles Planas recuperará la titularidad perdida ante el Athletic Club. Sin Cabral y Fontás, que no reaparecerá hasta la próxima temporada, Diego Alende, del filial, puede volver a la convocatoria del primer equipo. El compostelano trabajó ayer con el primer equipo, junto a Pape Cheikh, Gustavo Ledes y Brais Méndez.

No será la primera vez que Mallo asume la responsabilidad de jugar en el centro de la defensa. El marinense se ha convertido en el recambio habitual de Berizzo para esa posición cuando han faltado Cabral o Sergi Gómez. La última lesión de Fontás en Riazor dejó al Celta con dos centrales específicos y tres laterales. El técnico probó primero con Jonny, utilizado en ese puesto en la selección sub-21. Sin embargo, la irregular actuación del vigués ante el Betis, donde fue expulsado, llevó al técnico argentino a apostar por Mallo, que en su fase de aprendizaje comenzó en el eje de la zaga y ahí también le situó Eusebio Sacristán en pretemporada.

La primera aparición del capitán del Celta en la élite como defensa central se produjo en la visita del Espanyol a Balaídos, a mediados de diciembre. El equipo vigués arrancó una victoria, a pesar de disputar casi toda la segunda parte con diez por expulsión de Pablo Hernández. Mallo repitió en esa posición ante el Granada, el Levante, Las Palmas y el Barcelona, en la primera vuelta del campeonato, así como en la visita al Bernabéu. Desde entonces, Cabral y Sergi Gómez fueron la pareja titular de centrales.

Este dúo habitual se rompió tras la expulsión del argentino en San Mamés. Ante los dos partidos impuestos a Cabral por el Comité de Competición, el Celta presentó recurso ante Apelación.

El club basó su escrito de reclamación en que Aduriz "provocó en varias ocasiones" a Cabral, además de que el jugador del Athletic Club "fingió haber recibido una patada".

Apelación considera la jugada una "acción violenta" de Cabral sobre Aduriz y ratifica la sanción impuesta al céltico por Competición: "Una vez analizadas las imágenes de la prueba aportada, se aprecia sintonía entre lo relatado por el colegiado en el acta y la acción visualizada, al constatarse cómo Cabral golpea en la cabeza, eso sí, levemente, al jugador del Athletic Club, quien se encuentra tumbado en el terreno de juego, en una acción claramente voluntaria, pero que no tiene la entidad suficiente como para ser considerada una agresión, sino más bien una acción violenta". Recuerda por último Apelación que contra "la presente resolución cabe interponer recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de quince días hábiles". El club renuncia a continuar el proceso de reclamaciones.

Con esta sentencia, Cabral da por concluida la actual temporada, en la que ha disputado 31 partidos de Liga con el Celta. De los cinco que se ha perdido, por sanción, el equipo vigués ha conseguido resultados dispares: desde la mayor goleada del curso en el Bernabéu (7-1) hasta un importante triunfo en Anoeta contra la Real Sociedad (2-3). El resto de las jornadas en las que estuvo ausente el segundo capitán del Celta se saldaron con dos derrotas seguidas antes el Valencia (1-5) y el Deportivo (2-0), además de otro tropiezo en Vallecas (3-0).

La última ausencia de Cabral en el once celeste se produjo en la vigésimo octava jornada de Liga, en el Santiago Bernabéu. Ese día, Berizzo apostó por Mallo y Sergi Gómez como dúo de centrales. El gallego y el catalán se perfilan para repetir en la misma posición el domingo que viene ante el Málaga y una semana después en el Vicente Calderón contra el Atlético de Madrid, día en el que se cierra la temporada. Berizzo tendrá que afrontar las dos últimas jornadas de Liga sin una de sus piezas fundamentales en la retaguardia. El Celta se queda con cuatro defensas específicos, de los seis que comenzaron el curso, para intentar asaltar la quinta plaza o asegurarse la sexta, a la que también aspira el Sevilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine