fútbol

Adiós a una de las banderas del Milan

Césare Maldini, una de las leyendas del equipo rossoneri y padre de Paolo, muere a los 84 años - Fue el hombre que levantó la primera Copa de Europa de la historia del fútbol italiano

04.04.2016 | 04:06
Maldini levanta la Copa de Europa en Wembley.

Cesare Maldini, exjugador del Milan y seleccionador de Italia y de Paraguay, y padre de Paolo, una de las leyendas del fútbol italiano, falleció a los 84 años, según informó la familia en un comunicado difundido durante el día de ayer.

Se va una de las "banderas del fútbol", titulaba la "Gazzeta dello Sport", que recuerda la vida dedicada al fútbol de Maldini, desde el césped como defensa del Milan a seleccionador italiano y también de Paraguay durante el Mundial de Corea y Japón.

Un carrera en "rossonero" y en la selección "azzurra" que heredó después su hijo Paolo Maldini, uno de los mejores defensas del mundo e histórico capitán milanista al igual que su padre.

Maldini nació en Trieste (noreste de Italia) el 5 de febrero de 1932 y militó en el Milan desde 1954 a 1966 disputando 347 partidos (con 3 goles) y ganando tres "scudetto" y una Copa Latina. En 1963 levantó como capitán milanista en estadio de Wembley la primera Copa de Europa de la historia del fútbol italiano tras haber superado en la final al Benfica portugués.

Como internacional, Cesare Maldini disputó 14 encuentros, dos de ellos en el Mundial de 1962 en Chile y también fue capitán de la "Azzurra" entre 1962-63. Se retiró como jugador del Torino en el año 1967.

En su etapa como entrenador, condujo al Parma de la serie C1 a la B (Segunda división italiana), fue segundo de Nereo Rocco en el Milan y pasó por los banquillos del Foggia y del Ternara.

Su aventura en la selección italiana comienza en 1982 como segundo de Enzo Bearzot en 1982 durante el Mundial de España en el que se impuso Italia. Su papel era muy importante para pacificar una selección que estaba en medio de una fenomenal crisis de resultados y que terminaría por llevarse el título de una edición fabulosa.

Pasarán varios años hasta que Maldini vuelva a la selección, esta vez como seleccionador del sub-21 que entrenará durante una década (1986-1996) y con el que ganará el Europeo durante tres años seguidos y después en 1998 pasará a la absoluta durante el Mundial de Francia, donde entrenará a su hijo Paolo. En este Mundial, la selección italiana quedó eliminada en cuartos de final en la tanda de penaltis contra la Francia que se impuso en la competición.

"Cesarone", como se le conocía en Italia por su envergadura y su fuerte carácter, volvió al Milan como ojeador y después como director técnico.

Con 70 años aceptó su último desafío en el banquillo al entrenar a la selección de Paraguay para el Mundial de Seúl, eliminada por Alemania en octavos de final.

Al dolor de la familia se unió ayer el de todo el mundo del "calcio".

"Nos ha dejado un gran hombre y protagonista absoluto de nuestro fútbol. Como jugador y después como entrenador ha unido su nombre de manera indisoluble a la historia del 'calcio'", afirmó el presidente de la Federación Nacional de Fútbol, Carlo Tavecchio.

Dentro de las reacciones, el exdefensa y capitán del Milan, Franco Baresi, mostró su pesar por la muerte de Cesare Maldini que, a su juicio, ha sido "una leyenda del fútbol italiano", y aseguró que "se va un gran hombre y un gran campeón".

"Hay gran afecto hacia él, ha sido una leyenda del Milan y del fútbol italiano. Nos dejó un gran hombre y un gran campeón. Estamos con Paolo (Maldini) y toda su familia", declaró Baresi en una entrevista difundida por Sky Italia.

El símbolo de los rojinegros, con los que jugó por veinte años entre 1977 y 1997, quiso destacar que Cesare Maldini "transmitió grandes valores". "Transmitió valores importantes, ha sido un buen hombre además que un as del fútbol. Un campeón cuando jugaba pero también cuando entrenó. Siempre tuvo gran disponibilidad, ha sido un auténtico ejemplo", dijo.

También Mauro Tassotti, otra bandera del Milan, se sumó a las muestras de estima para Cesare Maldini, del que fue segundo entrenador en el conjunto milanés en 2001. "Cesare tenía grandes valores, formaba parte del viejo fútbol. Influyó en varias generaciones. Tenía gran humanidad, estaba en el fútbol como se está en una familia. Nos hemos cruzado en nuestras carreras, yo tuve el honor de ser su segundo entrenador. Es una gran tristeza para toda la familia Milan y también para todo el fútbol", declaró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine