El derbi con el mejor recuerdo

Sergi Álvarez reconoce que nunca olvidará el día que detuvo un penalti a Medunjanin - No ve favoritos para el sábado

29.03.2016 | 08:08
El derbi con el mejor recuerdo

El día que se ganó el cariño de todo el Celta, el Gato de Catoira celebraba su décimo partido en Primera División. Aquel 23 de septiembre de 2014, Sergio Álvarez evitó el empate del Deportivo en los minutos finales deteniéndole un penalti a Medunjanin. Es el mejor recuerdo que guarda de los derbis gallegos. El del sábado también espera ganarlo.

Camino de cumplir los treinta años de edad y después de alcanzar el centenar de partidos con el Celta (setenta de ellos en Primera División), Sergio Álvarez admite que no olvidará jamás el derbi de la temporada pasada en Balaídos. Aquella noche, el Gato de Catoira disfrutó de la jugada con la que sueñan todos los porteros: detener un penalti en los últimos minutos [a Medunjanin] para darle la victoria a su equipo. Esta estelar actuación tuvo el ingrediente añadido de ocurrir durante un partido de máxima rivalidad, en este caso gallega, y con un protagonista muy identificado con su tierra. El sistema de rotaciones que Berizzo propone para la portería céltica impide conocer con antelación a Sergio si repetirá titularidad tras salir imbatido de la visita a Mestalla. Aunque el virus FIFA ha dejado huella con la baja por lesión de Marcelo Díaz, el guardameta céltico confía en la calidad que atesora la plantilla para sacar adelante un partido que permitiría al Celta conservar la quinta plaza en la clasificación general de la Liga BBVA.

Para Sergio Álvarez no hay un favorito claro en el derbi del sábado que viene (Balaídos, 22.05 horas). "Nosotros tenemos la pequeña ventaja de jugar en casa, pero creo que nunca hay favoritos porque los derbis siempre son iguales: cualquiera puede ganar. Nosotros estamos en una buena dinámica, pero ellos vienen de ganar el último partido, que fue importante para romper la mala racha que llevaban", señala el guardameta de Catoira al recordar que el Deportivo se pasó tres meses y trece jornadas de Liga sin ganar. Antes del paréntesis de Semana Santa, el equipo de Víctor Sánchez superó al Levante en Riazor (2-1). "Nosotros quizás lleguemos bien en dinámica, pero en un partido como éste no importan los antecedentes, son diferentes", incide Sergio.

Celta y Deportivo afrontan otro clásico gallego y el cancerbero espera dedicarle la victoria a los seguidores de su equipo. "Un derbi siempre es un partido importante, tanto para la afición como para la ciudad. Intentaremos prepararlo lo mejor posible esta semana para el sábado conseguir tres puntos que serían importantes para seguir donde estamos y para darle una alegría a nuestra afición".

El partido de rivalidad que le dejó las más agradables sensaciones tuvo lugar el 23 de septiembre de 2014 en Vigo: "Mi mejor recuerdo es la victoria del año pasado en nuestra casa, ayudando al equipo a ganar el partido con ese penalti parado en los últimos minutos. Siempre será un recuerdo inolvidable para mí y siempre estará en mi cabeza".

Berizzo ha comenzado a preparar el clásico con nueve jugadores, por el éxodo de los internacionales. A pesar de ello, Sergio confía en la capacidad de un equipo que ha respondido de distintas maneras a los parones ligueros: ganaron en Villarreal y perdieron en Riazor en la primera vuelta. "Es cierto que un partido siempre se prepara mejor estando todos, pero ya estamos acostumbrados a que se marchen jugadores. Las circunstancias son las que mandan y no podemos buscar excusas en bajas de jugadores que no pueden estar con nosotros", conviene el portero celeste.

Según Sergio, Balaídos presentará sus mejores galas, a pesar de que el derbi se dispute en plenas fiestas locales de la Reconquista: "El campo va a estar lleno, la gente nos va a apoyar al máximo y en los momentos complicados nos apoyará más que nunca para ganar el partido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine