fútbol - adiós a una leyenda

La dolorosa despedida de un mito llamado Cruyff

Más de 15.000 personas desfilaron por el Camp Nou para visitar en la primera jornada el memorial que el Barcelona instaló en homenaje al genio holandés

27.03.2016 | 05:26
Un grupo de aficionados, frente al memorial que el Barcelona ha dispuesto en el Camp Nou en homenaje a Johan Cruyff. // Efe

El barcelonismo en particular, y el fútbol, en general, empezaron ayer a despedirse de Johan Cruyf, cuya figura ha congregado a más de 15.000 seguidores en el Camp Nou en el espacio de condolencias habilitado por el club y que se mantendrá abierto hasta el próximo martes.

Culés de toda edad y condición, de aquí y de allá, conocidos y anónimos, todos quisieron rendir el último tributo a Cruyff, fallecido el pasado jueves en Barcelona a causa de un cáncer pulmonar que acabó con su vida a los 68 años.

Puntualmente abrió las puertas el Camp Nou a las diez de la mañana y el goteo de asistentes fue continuo. En el vestíbulo de la tribuna superior, una imagen de Cruyff con un balón de cuero antiguo y una eterna sonrisa recibía a los seguidores.

Rosas granas; un escudo del club con un crespón negro y una enorme inscripción: "Gràcies, Johan", presidiéndolo todo. Abrazos, lágrimas y emocionadas despedidas individuales frente a la foto de Cruyff, el personaje más influyente de la historia del barcelonismo.

Notables del mundo del deporte y de la sociedad civil catalana, también de clubes de Primera como el Real Madrid, representado en la figura de su presidente Florentino Pérez, el Espanyol, en la figura de su técnico Constantin Galca, o el Valencia.

El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, es quien ha inaugurado el espacio de condolencias. Le habrá quedado al dirigente azulgrana el sabor agridulce de no haber podido presentar en sociedad el acuerdo alcanzado por la Fundación Johan Cruyff, la Obra Social La Caixa y la Fundación del Club. Para entonces la salud del holandés ya era muy delicada.

Bartomeu ha dicho que es "imposible entender el Barça" sin la figura de Cruyff. "Cruyff es el maestro, la persona que nos ha dejado este legado en el Barça, un legado espectacular. Cuando llegó como jugador fue un jugador moderno, inconformista, que revolucionó el mundo del fútbol, revolucionó el mundo del Barça tal y como era él y se expresaba en el campo, pero también como entrenador su legado es espectacular", ha dicho Bartomeu.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha destacado la apuesta de Johan Cruyff por "el talento colectivo que se esfuerza en crear belleza y generar felicidad en su entorno".

Se ha referido Puigdemont a elementos importantes en la filosofía de Cruyff como la creación de la belleza o la generación de la felicidad que suponen "una mirada hacia la vida de la que hay que aprender".

Una de las notas más emotivas la puso Joan Laporta, amigo personal de Johan Cruyff y a quien tenía como consejero cuando fue presidente del club entre 2003 y 2010.

Laporta se fundió en un abrazo con Bartomeu, con quien luchó en la última contienda electoral, y después definió a Cruyff como "un hombre genial", alguien con "una personalidad excepcional, un personaje que revolucionó el fútbol con su manera de entender este deporte y la vida".

Se despidieron de Cruyff, los componentes de la plantilla de baloncesto, exjugadores entrenados por el holandés y excompañeros barcelonistas de Cruyff.

Durante la tarde y mientras se sucedía el reguero de asistentes, el hijo de Johan Cruyff, Jordi Cruyff, se reunió en las oficinas del club con el vicepresidente social, Jordi Cardoner, para fijar una serie de acciones entre ambas partes que se comunicarán próximamente.

Después del primer día de apertura del espacio de condolencias, que se mantendrá operativo hasta el próximo martes, 15.158 aficionados habían acudido a despedirse del 'holandés volador'. Seguirán durante los próximos días en un adiós lento y doloroso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine