Nueve años del adiós europeo

El Celta disputó en 2007 en Bremen el último partido de una competición continental

15.03.2016 | 02:24
Jonathan Aspas cae ante un jugador del Werder Bremen. // José Lores

El Celta prepara en la recta final de la Liga su asalto a los puestos que le permitan disputar una competición europea. Ayer se cumplieron nueve años de su adiós a un torneo continental. Fue en Bremen, en los octavos de final de la Copa de la UEFA (actual Liga Europa). Almeida, que ya había marcado en Vigo, también adelantó a los alemanes en un partido que cerró su compañero Fritz, pero que tuvo como protagonista al árbitro italiano Stefano Farina.

La parcial actuación del árbitro italiano Stefano Farina en Bremen acabó el 14 de marzo de 2007 con las ilusiones del Celta en la Copa de la UEFA. Esa fue la última participación en una competición europea del equipo vigués, que nueve años después aspira a repetir la experiencia. En aquel equipo, dirigido por el compostelano Fernando Vázquez, participaron futbolistas como Jonathan Aspas (hermano de Iago), Canobbio, Nené, Yago Yao, Esteban, Lequi, Placente, Ángel, Jorge Larena, Guayre y el joven canterano Jonathan Vila.

El equipo celeste, en el que jugaban cinco suramericanos y tres canarios, se enfrentó en los octavos de final del torneo de la UEFA, ahora denominado Europa League, a un equipo alemán en el que destacaban futbolistas como Klose, Mertesacker, Naldo, Frings, Diego o Almeida. El gigante luso se había encargado de dejar encarrilada la eliminatoria en Balaídos.

Con un gol en contra se presentó el Celta en Bremen. La Copa de la UEFA era la mayor alegría del equipo vigués en una temporada en la que acabaría descendiendo a Segunda División para iniciar un largo lustro de piedra.

Almeida, como ocurrió en Vigo, fue el verdugo de los célticos, que sufrieron las consecuencias de un arbitraje lamentable. Farina dejó sin sancionar un claro penalti a Guayre con el empate a cero en el marcador. El primer tanto del Werder Bremen se produjo en una clara posición de fuera de juego del delantero luso, sustituto esa noche del lesionado Klose. Y para redondear la nefasta actuación, el italiano anuló un tanto legal de Perera que dejó sin argumentos al equipo de Vázquez para seguir peleando por la clasificación.

Y con el gol de Fritz se apagó definitivamente el sueño europeo de un Celta que intenta recuperar su presencia en Europa tras casi una década de ausencia.

Ese 14 de marzo de 2007, las nuevas tecnologías no se olvidaron del conjunto vigués, al que por primera vez en su historia se pudo seguir en un partido en directo a través del teléfono móvil. Los clientes de la compañía Orange pudieron disfrutar de las imágenes en el Weser Stadion gracias a la tecnología 3G, algo tan común nueve años después del adiós del Celta a las competiciones europeas. Además, la página web del periódico El Mundo ofreció la posibilidad de que el Werder Bremen-Celta se pudiese seguir a través de Internet, tan indispensable ahora mismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine