El Celta disfruta de su máxima ventaja sobre el octavo

Los célticos ocupan la séptima plaza, que abrirá probablemente la puerta de Europa

14.03.2016 | 01:45
Hugo Mallo conduce el balón ante Jonathas, el sábado en Balaídos. // Ricardo Grobas

El Celta se consolida en la séptima plaza -puesto que muy probablemente tendrá el premio final de clasificar para la Europa League-, tras una jornada en la que ha establecido una diferencia considerable con el octavo, el Eibar. El triunfo ante la Real Sociedad deja a los célticos en una muy buena situación para regresar a las competiciones continentales una década después de su última participación. Ahora mismo disfruta de ocho puntos de ventaja sobre el octavo, una diferencia que solo ha tenido un momento de la temporada aunque con la salvedad de que ahora solo quedan nueve jornadas.

Consumidas las tres cuartas partes de la temporada, los equipos de Primera afrontan la recta final. Los nueve partidos que restan determinarán dónde aparecerá cada uno en la "foto finish". El Celta, que ya ha hecho los deberes, asegurándose la permanencia con mucha antelación, estará en la lucha por alcanzar una de las plazas para Europa League.

Al equipo de Berizzo podría servirle con mantener la séptima posición actual en la tabla, aunque no es una garantía cien por cien segura. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) dispone de siete plazas europeas. Por defecto, los cuatro primeros de la Liga se clasifican para la Champions y el quinto y sexto para la Europa League, lo mismo que el campeón de Copa del Rey. Pero, ¿qué puede pasar en la presente temporada?

Lo normal y más probable es que el séptimo clasificado de la Liga obtuviese esa última plaza para Europa League. El Sevilla, afianzado en la quinta posición y con miras a arrebatarle al Villareal la cuarta, ya tiene atada su participación en la próxima edición de la antigua Copa de la UEFA al haber alcanzado la final de la Copa del Rey, en la que se medirá al Barcelona. Gane o pierda, se quedará con esa plaza para la Liga Europa que la Federación otorga al campeón, ya que el Barça accederá a la Champions pues se espera que finalice entre los cuatro primeros. Por lo tanto, siempre que el Sevilla termine la Liga entre los siete primeros, el séptimo iría a Europa League muy probablemente. Aunque habría excepciones.

El equipo que concluya séptimo en la tabla, e incluso sexto, podría quedarse sin ir a Europa en tres supuestos. El tradicional corte del pastel del fútbol español a la hora de asignar las plazas para jugar competición continental de cuatro a la Champions y tres a la antigua UEFA tendría que remodelarse si algún equipo español gana la Europa League y queda por debajo del cuarto puesto, ya que como campeón se clasificaría automáticamente para la Liga de Campeones. En ese caso, la distribución sería cinco a Champions y dos a Liga Europa.

Ahora mismo, en la Europa League siguen vivos el Villarreal, el Sevilla, el Athletic y el Valencia. Si uno de estos conjuntos gana la competición y no termina entre los siete primeros, el séptimo se quedaría sin jugar la próxima temporada en la competición continental. Además, hay un supuesto todavía peor en el que el sexto se quedaría sin su plaza, que se cumpliría siempre y cuando el Sevilla caiga por debajo de la sexta posición y la Europa League la ganase otro de los equipos españoles, que a su vez, también tendría que terminar por debajo de la séptima posición. En ese caso, de las siete plazas las cuatro primeras irían para los cuatro primeros, que jugarían la Champions al igual que el campeón de la Europa League. Las dos plazas restantes serían para el quinto y para el Sevilla, como campeón o subcampeón de la Copa.

Pero el fútbol, lejos de ser una ciencia exacta, suele estar sujeto a las probabilidades. De los cuatro candidatos españoles a ganar la Europa League, tres ya están entre los siete primeros. El Villarreal es cuarto, con 53 puntos, el Sevilla quinto con 48 y el Athletic es sexto con 47. Solo el Valencia de Gary Neville (duodécimo con 34 puntos) está fuera de esa "zona caliente". Por lo tanto, para que el séptimo no vaya a Europa el irregular conjunto valencianista, que va perdiendo (1-0) en su eliminatoria de octavos de la Liga Europa contra el Athletic, tendría que proclamarse campeón de este torneo y no progresar en la competición española hasta las siete primeras posiciones. O, por otro lado, en caso de que la ganen Villarreal, Sevilla o Athletic, tendrían que caer por debajo del séptimo puesto, algo poco probable teniendo en cuenta las distancias que existen actualmente en la clasificación. Entre el séptimo (Celta con 45 puntos) y el octavo (Eibar con 37) hay ocho puntos de diferencia. Más lejos se encuentran el Málaga (36 puntos), la Real Sociedad (35), el Betis (34) o el Valencia (34).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine