El Celta busca un golpe de autoridad

El equipo vigués recibe a la Real Sociedad, sin Pablo Hernández ni Orellana, decidido a reactivarse con un triunfo que consolide sus opciones europeas y descarte las del equipo de Eusebio

12.03.2016 | 10:57
Entrenamiento de ayer en A Madroa.

El Celta recibe a la Real Sociedad (18.15 horas Balaídos, Canal + Liga) decidido a dar un golpe de autoridad que consolide sus opciones europeas y postergue al olvido la goleada encajada en el Santiago Bernabéu. Se mide el conjunto de Eduardo Berizzo a un rival directo en la lucha por entrar en la Liga Europa en un duelo que tendrá el aliciente añadido del regreso a Balaídos de Eusebio Sacristán, el técnico que puso los cimientos del actual proyecto celeste, y que ha rescatado al conjunto donostiarra de las catacumbas de la tabla.

Con diez jornadas por delante para apuntalar su objetivo, el choque es sumamente importante para el Celta, que tiene la oportunidad de descartar a un poderoso adversario en la carrera europea. Y es que un triunfo permitiría al equipo de Berizzo distanciarse en diez puntos a la Real, a los que habría que sumar además el coeficiente particular de goles (goal-average) gracias al triunfo conseguido en la primera vuelta en el último suspiro en Anoeta con un trallazo de Pablo Hernández.

La ausencia de Hernández, que se lesionó el pasado domingo en el Santiago Bernabéu y estará entre cuatro y cinco semanas de baja, es uno de los problemas que el preparador celeste, Eduardo Berizzo deberá resolver para el choque de esta tarde frente a los donostiarras. Además de Hernández, toda una para los celestes en el juego aéreo, el preparador céltico no podrá disponer, por sanción, de Fabián Orellana, acaso su jugador más desequilibrante, que tendrá que cumplir sanción por acumulación de amonestaciones tras ver la quinta amarilla en el Bernabéu. La relación de bajas se completa con el defensa central Andreu Fontás, en este caso, por una lesión de larga duración.

La buena noticia para el Celta es que el Toto recupera para el choque a todo un bastión defensivo como Gustavo Cabral, ausente en el duelo contra el Real Madrid, por sanción. El zaguero argentino volverá a ocupar el eje de la zaga frente a los donostiarras formando pareja con el catalán Sergi Gómez, el otro defensa central específico con el que cuenta el preparador céltico. En las bandas se esperan también novedades con respecto al choque ante los blancos, pues Hugo Mallo volverá a su posición natural en el costado derecho y Jonny ocupará el izquierdo en perjuicio de Carles Planas, quien previsiblemente iniciará el choque desde el banquillo.

En el medio campo, el serbio Radoja se perfila como la mejor alternativa a la baja de Pablo Hernández. Berizzo explicó ayer que su idea es resolver tanto la baja del Tucu como la de Orellana con soluciones que fortalezcan el medio campo, lo que parece indicar que el serbio formará pareja con Marcelo Díaz en el eje de la línea medular y Daniel Wass se situará por detrás del trío atacante con mayor libertad de movimientos. El danés precedería de este modo a un tridente inédito hasta la fecha formado por Iago Aspas, que actuará desde la banda derecha cayendo hacia el centro, John Guidettti, que volverá a la titularidad como referencia en punta tras ser suplente en Chamartín, y Nolito, ya totalmente recuperado de su lesión, como extremo izquierda.

En el banquillo estarán presumiblemente Rubén Blanco, al que Sergio relevará al frente de la portería, Carles Planas, Dejan Drazic, Josep Señé, Claudio Beauvue y Borja Fernández, el centrocampista del filial con quien Berizzo ha tenido que completar la convocatoria.

No menos importante se presenta el choque de esta tarde para la Real Sociedad, que afronta en Balaídos una de sus últimas oportunidades a engancharse, de forma decida, a la lucha por Europa. Pero más de del partido contra el Celta, en San Sebastián se ha hablado esta semana del episodio de indisciplina protagonizado Carlos Vela. El mexicano fue apartado del equipo por no comparecer en el entrenamiento del pasado lunes tras asistir sin persmiso a un concierto en Madrid. Aunque Eusebio había marginado al jugador por una semana, finalmente ha decidido levantarle el castigo a petición de la plantilla, con lo que finalmente se ha reintegrado en la convocatoria e incluso apunta a titular para jugar esta tarde en Balaídos.

Con Vela reintegrado, Eusebio cuenta con las bajas por sanción del centrocampista Esteban Granero y de los atacantes Sergio Canales e Imanol Agurretxe, quien, junto a Vela, se ha convertido en la principal pesadilla del Celta cuando ha jugado contra la Real en las últimas temporadas. En el once txuri-urdin estará previsiblemente Mikel Oyarzabal, una de las perlas de la cantera de la Real Socioedad a quien Eusebio no ha tardado en dar galones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine