Suscriptor
Historias irrepetibles

La carrera soñada por Jack Lovelock

Este médico neozelandés se convirtió en una celebridad en su país tras su gran triunfo en la final olímpica de 1.500 en Berlín

07.03.2016 | 08:18
Jack Lovelock, durante la final olímpica de 1936.
Jack Lovelock, durante la final olímpica de 1936.

En un tiempo en que los neozelandeses solo tenían ojos para su afamado equipo de rugby, un atleta de aspecto frágil se convirtió en el héroe del país. Se llamaba Jack Lovelock, un estudiante ejemplar que completó sus estudios de medicina mientras se convertía en uno de los grandes mediofondistas del mundo en los años treinta. Tácticamente ejemplar, dotado con una clase gigantesca, en 1936 encontró lo que buscaba desde que por primera vez se había calzado unas zapatillas de tacos: su carrera perfecta de 1.500 metros.

Cuentan que si se hiciese un registro de los deportistas de Nueva Zelanda a los que más calles, estatuas,...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 767 117 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Premios Cine
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica