ciclismo

La Vuelta que rompe barreras

Borja Gómez, ciclista del Club Ciclista Ponteareas con Síndrome de Down, se une al proyecto de DisCamino de completar todas las etapas de la ronda española

03.03.2016 | 02:18
Borja Gómez (izqda.), con algunos de los integrantes de DisCamino y su padre Calis (2º por la drcha.).

Un día antes de que las grandes figuras del pelotón tomen la salida de cada etapa de la próxima edición de la Vuelta lo harán los integrantes de DisCamino, que han decidido "adoptar" en su aventura a Borja Gómez, integrante del Club Ciclista Ponteareas con Síndrome de Down. Después de analizar la propuesta con detenimiento, tanto él como su padre Calis han decidido aceptar la propuesta de Javier Pitillas. Tras una primera toma de contacto hace un par de domingos para conocerse, han congeniado a la perfección y empezarán desde ya a preparar su gran reto.

Borja Gómez hará la Vuelta a España con 14 años. Parece increíble, pero no lo es porque subido en su bicicleta no hay obstáculo que le resulte imposible de superar. Así que el pequeño ponteareano ha decidido aceptar la propuesta de Javier Pitillas para completar con los integrantes del proyecto DisCamino todas las etapas de la ronda española, pero un día antes que el resto del pelotón profesional.

El pequeño Borja Gómez, único integrante del Club Ciclista Ponteareas con Síndrome de Down, compartirá un proyecto muy "emocionante" con los integrantes de DisCamino, a los que conoció personalmente hace un par de domingos. Tras una mañana de rodaje todos juntos, enseguida se dieron cuenta de lo bien que congeniaban. Así que en DisCamino decidieron "adoptar" al ponteareano. Y ahí surgió la propuesta. Una propuesta que inicialmente cogió por sorpresa a su padre, Calis, su fiel escudero.

Muchos eran los condicionantes a tener en cuenta. La disponibilidad, el número de kilómetros, la resistencia de Borja Gómez a una prueba de tan alta exigencia... Pese a la emoción inicial tras la propuesta, Calis y su mujer decidieron sentarse con calma y sopesar pros y contras. Por entonces, la llama de la emoción y la ilusión ya había crecido en Borja.

"A falta de la confirmación de Noni y su familia, los Luque, ya somos siete los amigos con problemas que haremos la Vuelta Ciclista a España: Gerardo, Isabel, Ana Soage, Maxi, David Gil, Iván Bragado y Borja", colgaba Pitillas en la página de DisCamino en una red social el mismo domingo que habían compartido rodaje con el ponteareano.

El reto de completar la Vuelta a España se presenta complejo, pero muchas son ya las experiencias que acumulan. Algunos de sus integrantes han podido completar el Camino de Santiago desde Roma, realizar una travesía de la Ruta de la Plata entera o el Camino desde Francia a Santiago con David y Diana, una pareja de jóvenes cuya historia ha quedado recogida en el documental "Diario de un Camino".

Ahora tienen una nueva ilusión, un nuevo reto, al que finalmente se unirá Borja y su padre. "Tenía que plantear también en el trabajo la cuestión, para ver si puedo cogerme unos días para acompañarlo". Calis, que siempre acompaña a su hijo a todas las competiciones, quiere participar y colaborar con un proyecto que le ilusiona tanto como a su hijo. "Ya le he dicho que tendremos que entrenar duro, que van a ser muchas etapas y muchos kilómetros, pero él está muy ilusionado", dice Calis, que destaca "el trabajo y las ganas" que siempre pone Borja cuando de la bici se trata. "Para él es un medio de superación muy grande", indica.

La intención será la de completar las mismas etapas, los mismos desplazamientos que los equipos participantes en la Vuelta y subir puertos como el Mirador de Ézaro, los Lagos de Covadonga o Formigal. Aunque habrá alguna modificación en los recorridos, adaptándolos a las características especiales de los participantes. Se mantendrá, eso sí, la misma salida y meta de la etapa oficial. Además, según apunta Calis, se harán como "relevos", lo que significa que "en una etapa de 170 kilómetros, Borja no tendrá que rodar durante toda la jornada. Podrá hacer 20, 30 o los que se vayan programando".

El pasado 9 de enero, una expedición de DisCamino, integrada por Maxi hijo y Maximiliano padre, Gerardo, Ana Soage, José Varela, Javier Fernández, David Gil, Pedro y Javier Pitillas acudieron en Santiago a la presentación oficial de la Vuelta a España. Fue la ocasión perfecta para hacer visible su sueño y hacer llegar su proyecto a Javier Guillén, director de la Vuelta, al que hicieron llegar un completo y detallado dossier. Ese fue el punto de partida de una iniciativa que interesó incluso a Pedro Delgado o a otros exciclistas como Álvaro Pino, Ezequiel Mosquera o Óscar Pereiro, que mostraron su apoyo a la iniciativa.

Además del de la superación personal de cada uno de sus integrantes, de lo enriquecedor de la experiencia, la iniciativa pretende también hacer visible que no hay nada imposible. Quieren que los padres entiendan que sus hijos con necesidades especiales pueden soñar con hacer cosas como los demás. No hay barreras insuperables. La Vuelta España puede ayudarles a darle una dimensión mundial a su mensaje.

Borja Gómez y Calis también luchan día a día con la misma misión. Sus ansias de superación le han permitido completar todo el calendario autonómico de Mini BTT y también el de ciclocross. Hasta realizó dos pruebas en Asturias y el campeonato de España de Torrelavega. Allí se ganó la felicitación de todo un campeón del mundo, Óscar Freire, que se encontraba viendo la carrera con su hijo. "Lo felicitó y le dijo que era increíble lo que hacía", dijo Calis, emocionado. Por toda España se han encontrado con el cariño de mucha gente que admira el tesón y las ganas de superación del joven ciclista. Hasta una marca asturiana (MMR) les ha prestado una bicicleta para competir. Será, si se mantiene el préstamo, con la que realizará la Vuelta a España. No hay meta inalcanzable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine