rugby - División de Honor B

Maguna se une al proyecto de viaje a Nueva Zelanda del Blusens Universidade de Vigo

El XV del Olivo disputa este sábado el derbi, su última gran cita de la temporada

03.03.2016 | 14:46
Joaquín Maguna en un partido del BluSens // Adrian Irago

El Blusens Universidade de Vigo piensa en lo inmediato y lo posterior. El XV del Olivo disputa este sábado (16.30) el derbi con el CRAT en As Lagoas. Ganar a la escuadra coruñesa e incluso quedar por encima de ella al final de la temporada es uno de los alicientes que restan, ya asegurado el objetivo de la permanencia.

Pero el Blusens también piensa a medio y largo plazo. A esa perspectiva responde el proyecto Big Dream Aotearoa. Varios jugadores, que son además entrenadores en la cantera, buscan financiación para viajar a Nueva Zelanda cuando concluya la temporada europea. Será para ellos una especie de máster.

En los últimos días Norman Maxwell ha conversado con Joaquín Maguna para ofrecerle la posibilidad de viajar a Nueva Zelanda. El joven se unirá a los otros cuatro que ya estaba previsto que se desplazasen, Javier Abadía, Adolfo Uruburo, Marcos Muñiz y Carlos de Cabo.

Maxwell ha revelado el nombre del club en el que entrenarán y jugarán los vigueses. Será el Hora Hora Rugby Football Club de Whangarei, en la región de Northland, la parte más septentrional del país, en la Isla Norte.

El Hora Hora fue fundado en 1920. "Es un club con mucha tradición y con varios títulos en su haber en la competición local", explica Maxwell. De él han salido muchos jugadores para Northland (la seleccionado regional que participa en la ITM Cup), además de cinco All Blacks: Fred Woodman, Ian Dunn, Glen Taylor, Norm Berryman y el propio Norm Maxwell. También ha proporcionado jugadores al combinado maorí, incluyendo el actual entrenador y buen amigo de Maxwell, Doug Te Puni, "que se ha comprometido a formar y cuidar a nuestros jugadores", comenta el técnico del Blusens.

"Hora Hora es conocido por su estilo de juego muy físico, su hospitalidad y su fuerte espíritu de club. Te machacarán en la batalla en el campo pero luego te acogerán y abrazarán en las celebraciones del tercer tiempo", explica Maxwell. "Esto no es sólo una gran oportunidad para nuestros jugadores de aprender y desarrollar sus habilidades y conocimiento del rugby sino también para conocer la influencia de la cultura del rugby y su comunidad dentro de la vida cotidiana en Nueva Zelanda".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine