fútbol - Primera División

El Deportivo no levanta cabeza

El conjunto herculino lleva diez jornadas consecutivas sin conocer la victoria

29.02.2016 | 02:31
Lucas Pérez, del Deportivo, pugna por un balón con un jugador del Granada. // La Opinión

El Granada, con un penalti que fabricó el venezolano Adalberto Peñaranda y convirtió El-Arabi, aprovechó el bache en que se encuentra el Deportivo y estrenó técnico con triunfo (0-1) en Riazor, un resultado que le permite abandonar el último puesto de la tabla, pero que no le saca de la zona de descenso.

Con José González en el banquillo, el equipo andaluz puso fin a una serie de cuatro derrotas y sacó partido del mal momento que atraviesa el conjunto coruñés, que lleva ya diez jornadas sin ganar y dos derrotas seguidas, aunque continúa en la zona cómoda de la clasificación y el próximo miércoles visitará al Athletic sin su portero titular, Germán Lux, expulsado en el tiempo añadido.

El Granada llegó a Riazor con las ideas muy claras después del cambio de técnico, asumió que tenía que ser sólido atrás, estar organizado y buscarle la espalda al Deportivo, que atrás contaba con la importante baja del brasileño Sidnei Rechel, titular indiscutible en los planes de Víctor Sánchez del Amo, que dejó en el banquillo a Alberto Lopo y movió al centro de la zaga a Fernando Navarro.

En su debut, José González hizo cinco cambios respecto al último once de José Ramón Sandoval, aunque uno de ellos, el de Rubén Pérez, fue obligado por sanción.

Biraghi, Babin, Doucouré, Krhin y El-Arabi regresaron a la alineación y el equipo andaluz apostó por el doble pivote que había anunciado su técnico, mientras que el Deportivo, que repitió trivote, llevó la iniciativa, pero se atascó ante el muro andaluz.

Un tímido lanzamiento del costarricense Celso Borges que salió desviado a los ocho minutos fue el único intento de los deportivistas hasta que a los 19 Lucas Pérez, a pase de Luis Alberto, se quedó solo ante Andrés Fernández, pero cruzó demasiado el balón.

Parecía que el Deportivo empezaba a encontrar fisuras en la retaguardia del Granada, pero ese paso adelante dejó espacios a la espalda y los andaluces los explotaron con un contragolpe en el que el venezolano Peñaranda explotó su velocidad, recordó en el área a Mosquera y fue derribado por Juanfran.

Martínez Munuera castigó la acción con penalti y El-Arabi transformó desde los once metros para adelantar a su equipo y poner nervioso al Deportivo y a Riazor.

Lucas rozó el empate para el Deportivo con un remate de cabeza a centro de Celso Borges y el técnico cambió el sistema, sacó a un centrocampista y dio entrada a un delantero, Oriol Riera, pero el cambio no funcionó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine