Un concurso de altos vuelos

15.02.2016 | 02:00
Aaron Gordon salta por encima de la mascota de los Magic en el mate más espectacular. // Warren Toda

La segunda jornada de la 65 edición del Fin de Semana de las Estrella se completó con la celebración en el Air Canada Centre dedicada a los concursos que dejó como grandes triunfadores a los escolta Klay Thompson y Zach LaVine junto al pívot novato dominicano Karl-Anthony Towns. Thompson superó a Curry en el concurso de triples y Towns sorprendió en el de habilidades. Pero fue el concurso de mates el que atrajo la atención con un duelo estelar entre LaVine y Aaron Gordon que devolvió a este certamen la espectacularidad de otras épocas.

Klay Thompson ganó el esperado duelo de los "Splash Brothers" con Stephen Curry y se proclamó nuevo campeón del concurso de triples. Por segundo año consecutivo el título quedó en poder de un jugador de Golden State. Thompson superó al campeón del 2015, Curry, al conseguir 27 puntos en la ronda final para llevarse el premio en el segundo evento de la jornada de concursos del Fin de Semana de las Estrellas, que este año se ha celebrado por primera vez en su historia fuera de Estados Unidos. Curry logró 23 puntos en la ronda final y terminó segundo, pero tuvo la actitud deportiva de festejar el triunfo de Thompson, dado que son grandes compañeros y amigos.

"Mentiría si dijese que no estuve un poco nervioso, pero luego me centré y ahora me siento muy feliz de haberme podido vengar de la derrota que sufrí el año pasado", declaró Thompson después de recibir el premio de nuevo campeón. "Curry ha estado, como siempre, es un excepcional compañero y se que se ha alegrado de verdad por mi triunfo".

LaVine, de los Timberwolves de Minnesota, revalidó su título de campeón del concurso de mates después que en la tercera ronda alargada por los empates que se dieron hiciese un mate perfecto de 50 puntos, el cuarto de la noche, y superó al novato Aaron Gordon, de los Magic de Orlando.

Ambos mantuvieron un gran duelo en la gran final al igualarse cada uno de los mates en la primer serie de dos intentos cada uno, para luego llegar a la del desempate que también fue de dos intentos y ahí LaVine surgió con el mate perfecto, mientras que Gordon recibió 47 puntos.

El duelo cerrado entre ambos jugadores hizo que el concurso fuese uno de los más competidos de los últimos años. LaVine impresionó al jurado con el mate decisivo al saltar desde la línea de personal con el balón que se lo pasó por debajo de las piernas y lo colocó dentro de la canasta sin perder nunca la elevación y la armonía en todos sus movimientos. "Creo que ambos merecidos el triunfo", comentó LaVine. "Al final tuve la suerte que toda la ejecución del salto fuese buena y ahí estuvo la clave".

LaVine dijo que volver a ganar un trofeo individual como lo hizo en el Partido de las Futuras Estrellas al recibir el de Jugador Más Valioso (MVP) tras aportar 30 puntos y siete rebotes, que ayudaron al equipo de Estados Unidos a ganar 157-154 al Resto del Mundo, era algo muy hermoso, que le llenaba de satisfacción personal, pero también por dar la mejor imagen de los Timberwolves.

El equipo que fue el gran triunfador en la jornada de concursos después que Towns, contra todos los pronósticos, ganó el título del de habilidades después que se impuso en la gran final al base Isaiah Thomas, de los Celtics de Boston."Es algo brillante lo que hemos conseguido los jóvenes valores del equipo en este Fin de Semana de las Estrellas", declaró Towns.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine