Barça-Celta | El Barça se ensaña con un Celta que aguantó 75 minutos

Los celestes, valientes y atrevidos, salen goleados del Camp Nou tras poner a los azulgrana contra las cuerdas en la primera mitad

15.02.2016 | 00:16
El ´Tucu´ y Guidetti presionan a Iniesta. // A. Dalmau

El Barça se regocija ante un Celta que contuvo la ansia azulgrana 75 minutos. Los que tardó Luis Suárez en hacer el tercero de los catalanes y abrir la caja de los truenos. El conjunto celeste no se mereció semejante castigo. Los de Berizzo fueron valientes, atrevidos y a punto estuvieron de fastidiarle el festín al Barcelona, que solo pudieron ponerse las botas a la hora de los postres. Gran primera parte del cuadro olívico, que se fue 1-1 al descanso y le plantó cara al líder cuando se adelantó nuevamente en el minuto 59. Con el tercero del Barça llegó la sentencia y a partir de ahí el Celta bajó los brazos mientras los locales se dedicaron a gustarse. Los goles fueron goteando uno tras otro hasta la media docena.

Pintaba complicada la empresa antes del pitido inicial. Berizzo tuvo que inventarse un once inédito por culpa de las bajas para plantar cara al líder en su casa. Sin los sancionados Aspas, Orellana, Bongonda y Sergi Gómez y sin poder contar tampoco con el lesionado Nolito, el 'Toto' decidió que su Celta no iba a perder su sello. El argentino posicionó sobre el terreno a cinco futbolistas con vocación ofensiva (Wass, Pablo Hernández, Señé, Beauvue y Guidetti), con Jonny y Cabral como centrales, Mallo y Planas como laterales y Radoja por delante.

Con este esquema no le fueron mal las cosas al Celta. Los vigueses aplicaron la misma táctica con la que golearon al Barça en la ida. Fuerte presión, marcajes individuales y arrojo ofensivo. Los vigueses le jugaron de igual a igual a los culés hasta los 75 minutos, momento en el que Suárez desequilibró el choque con el 3-1.

El encuentro arrancó con un bonito intercambio de golpes. Señé probó fortuna desde la frontal después de una dejada de Guidetti y Neymar se encontró con la manopla de Sergio en un intento de vaselina. El Celta estaba dejando nuevamente a los de Luis Enrique descolocados. Wass, Radoja y el 'Tucu' no permitieron que Iniesta jugase todo lo cómodo que desearía y desde la medular robaron numerosos balones que terminaron en llegadas de los vigueses al área contraria. La más clara la tuvo Planas, que acompañó en un contragolpe a Guidetti y a Bravo a lucirse con un paradón. Fue entonces cuando llegó el primer gol del Barça. Leo Messi -que ejecutó la falta siete metros por delante respecto a donde fue cometida- colocó un libre directo inapelable por toda la escuadra. Nada pudo hacer el cancerbero celeste.

Sin embargo, el Celta reaccionó con carácter. No le pesaron ni el escenario ni la magnitud del rival. Claudio Beauvue rozó el empate con un tremendo disparo de volea a bote pronto que desvió a córner Bravo y Guidetti, a cinco minutos del descanso, empató el partido al transformar un penalti que Jordi Alba cometió sobre el propio sueco.

Después de la vuelta de vestuarios el panorama cambió rádicalmente. El Barcelona dio un paso adelante y el Celta, por su parte, aceptó dar un paso atrás para defender más cerca de su área. Las ocasiones de los catalanes empezaron a llegar, cada una más clara -un palo de Luis Suárez, un mano a mano de Iniesta contra Sergio-, hasta que cayó el gol del delantero uruguayo con asistencia previa de Messi.

Este segundo golpe, sumado a la entrada de Marcelo Díaz, pareció volver a espabilar al Celta, que estuvo muy cerca del empate en una oportunidad de Guidetti y dos bastante claras de Wass, que desde el borde del área mandó su primera intentona a la grada y la segunda a las manos de Bravo.

Y cuando mejor estaban los olívicos, el tridente culé se inventó el tercer tanto, que firmó Suárez. Con la sentencia el Celta se hundió, lo que aprovecharon los catalanes para empezar la masacre. Los goles fueron llegando a los pocos, en lo que tardaban los jugadores del Barcelona en fabricar sus jugadas lo suficientemente bellas. Se gustaron tanto los culés que por momentos rozaron la desconsideración hacia un Celta que ya había hincado la rodilla. Al final el Barcelona marcó seis. Completó Luis Suárez su triplete con un polémico penalti que le pasó Messi en posición ilegal; y también marcaron Rakitic y Neymar.

El Celta se marchó vapuleado de la ciudad condal pero un partido más volvió a demostrar su categoría. Los de Berizzo aprovecharon su visita al mejor escaparate posible para sacar a relucir su carácter y su estilo. Aguantaron 75 minutos.


Ficha técnica:

Barcelona: Bravo; Alves (Aleix Vidal, min.61), Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Sergi Roberto (Rakitic, min.61), Iniesta (Arda, min.77); Messi, Suárez y Neymar.

Celta: Sergio; Jonny, Cabral, Planas, Mallo; Radoja, Wass (Pape, min.84); Pablo Hernández (Marcelo Díaz, m.65), Beauvue, Señé; y Guidetti (Drazic, min.77).

Goles: 1-0, min.28: Messi. 1-1, min.39: Guidetti, de penalti. 2-1, min.58: Luis Suárez. 3-1, min.75: Luis Suárez. 4-1, min. 83: Luis Suárez. 5-1, min. 85: Rakitic. 6-1, min.90: Neymar.

Árbitro: Hernández Hernández (C. Las Palmas). Mostró cartulina amarilla a Cabral (min.11), Planas (min.26), Hugo Mallo (min.42) y Señé (min.74).

Incidencias: Asistieron 72.580 espectadores en partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada de la Liga BBVA disputado en el Camp Nou. La junta directiva del Celta no tuvo ningún represente en la zona noble en protesta por el fichaje de un jugador cadete céltico realizado por el Barça el pasado verano

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine