fútbol - Copa RFEF

El Rápido también quiere su remontada

El Mérida llega esta noche al Baltasar Pujales de Bouzas con tres goles de ventaja

10.02.2016 | 04:37
Gustavo Souto, del Rápido, conduce el balón durante el partido ante el Pontevedra. // Marta G. Brea

Bouzas cree en la remontada del Rápido como Vigo entero en la del Celta. Ese es el mensaje que los jugadores aurinegros quieren enviar a sus aficionados de cara al encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Copa Federación que esta noche disputan ante el Mérida. El cuadro extremeño llega con una importante ventaja tras el encuentro de ida, 3-0, pero en el Baltasar Pujales nadie da por perdida la eliminatoria y sueñan con las semifinales.

En Bouzas todos son conscientes de la dificultad que presenta el choque de vuelta con la ventaja extremeña, pero hay ilusión y ganas de dar la sorpresa y seguir haciendo historia, ya que no podemos olvidar que es la primera vez que el equipo disputa los cuartos de final de esta competición.

El equipo aurinegro realizó ayer por la noche la última sesión de entrenamiento. No hubo novedades, y salvo Diego y Manu, que siguen de baja, Jorge Otero podrá disponer de la totalidad de la plantilla y de toda su artillería, ya que el objetivo no es otro que "salir a presionar desde el primer minuto y a ver si somos capaces de marcar pronto un primer gol. Eso podría llevar las dudas al rival", afirmaba ayer el técnico boucense pocas horas antes del inicio del encuentro.

Otero recordó su época como futbolista, en la que "he vivido situaciones como esta, en la que llegas con una buena renta, te meten el primer gol y todos nos empezábamos a ver unos para otros. Pero ay si llegaba el segundo, ahí la cosa ya se ponía francamente mal y reculábamos para tratar de salvar los muebles. Ya te digo que en fútbol todo puede ocurrir. Una expulsión, un penalti, hay muchos factores que pueden influir en el resultado final".

Evidentemente tiene que ser un partido atrevido y arriesgando al máximo, algo que también puede pasar factura con una contra del Mérida, que sería definitiva, pero como bien reconoció el técnico vigués "esto es fútbol. Está claro que está difícil, complicado también, pero imposible no".

El Rápido viene de sumar el domingo pasado un punto en su visita a Mugardos. Un punto importante ya que por un lado acaba con una larga racha negativa de resultados, y por otro, porque fue un punto muy trabajado, pues se adelantaron primero en el marcador, y no pudieron obtener el empate hasta el tiempo de descuento.

La directiva del Rápido confía en la respuesta de los aficionados en el encuentro de esta noche. Los precios de las entradas son los de siempre, diez euros para el público en general y cinco euros para los socios, por lo que se espera una buena respuesta de los aficionados en este momento histórico que vive el club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine