Un cuchillo por la banda

08.02.2016 | 01:23
Un cuchillo por la banda

Crece Bongonda y se dibuja un importante futuro para el joven futbolista belga. Ayer fue el futbolista más constante durante los noventa minutos. Su peso fue especialmente importante en el primer tiempo en el que, mientras el equipo languidecía sin juego ni velocidad, él se convirtió en el único argumento ofensivo fiable, el principal quebradero de cabeza que se encontró el Sevilla. Sufrieron los andaluces por su velocidad, con sus centros intencionados y su uno contra uno. Puede que en ocasiones aún tenga que entender el momento en el que debe soltar el balón, cuándo encarar o cuándo no, pero es un futbolista de evidentes condiciones que está agradeciendo la confianza del entrenador en el campo. En el segundo tiempo el equipo también le buscó confiado en que proporcionase la solución. A punto estuvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine