fútbol - Tercera División

El Rápido sigue sin enderezar el rumbo

Los aurinegros solo han sumado cuatro de los últimos veinticuatro puntos disputados

01.02.2016 | 01:50
Gabi Misa, del Rápido de Bouzas, conduce el balón durante el encuentro de ayer. // Ricardo Grobas

El Rápido de Bouzas sigue sumido en una profunda crisis de resultados, más que de juego, que lo lleva a sumar tan solo cuatro de los últimos veinticuatro puntos disputados. Posiblemente ayer no fuera uno de esos partidos en donde se dice que el equipo mereció la victoria, pero tampoco fue un partido para perder. Lo peor es que psicológicamente la situación comienza a pasar factura, pues siempre se quiere llegar a la portería rival con el balón en los pies, descartando otro tipo de juego u opciones.

Otero introdujo ayer novedades en el "once" inicial. La más destacada fue la entrada de Ferre en su último partido en Bouzas, y lo cierto es que su participación fue muy importante para la diferencia en el marcador fuera más amplia. También entró en banda Youssef, que le imprimió velocidad a las acciones, aunque faltó definición. El partido, en sus primeros cuarenta y cinco minutos, se jugó a un ritmo muy alto. El Rápido trató de llevar el peso del encuentro, pero sus acciones se terminaban al llegar a la frontal del área. Los lucenses montaron dos líneas de cuatro que trataba de incomodar a los aurinegros.

Youssef fue el protagonista de las dos mejores ocasiones del Rápido en el partido de ayer. La primera fue a los doce minutos, con un potente disparo que Viuski no atrapa en primera instancia, haciéndolo sobre la misma línea de gol. La segunda, a los siete minutos de la reanudación, de nuevo con un potente disparo desde la frontal que Xusto sacó con el pié en la misma línea de gol.

Comenzó bien el cuadro vigués tras el paso por el vestuario, tocando el balón con idea y de nuevo poniendo en apuros a la defensa lucense. Youssef pudo desnivelar el marcador con su disparo, pero lo que llegó poco después fue el tanto del Villalbés. Balón que llega desde la banda izquierda de su ataque y Gerardo, solo en el área, se tira en plancha poniendo el balón lejos del alcance de Ferre.

Quedaba media hora para la conclusión del encuentro, pero al Rápido de Bouzas le entraron las prisas. Recuperaron el control del centro del campo, pero los jugadores vigueses seguían queriendo entrar en la portería con el balón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine