Berizzo apela a la ilusión

El técnico céltico confía en las ganas de su equipo y el impulso del celtismo para superar una eliminatoria "muy dura"

30.01.2016 | 02:09
Eduardo Berizzo, en el campo de A Madroa, ayer. // R. Grobas

El emparejamiento con el Sevilla en las semifinales de la Copa del Rey ha sido recibido con responsabilidad e ilusión por el entrenador del Celta, Eduardo Berizzo, quien, tras conocer el resultado del sorteo pronosticó "dos partidos muy emocionantes" y reconoció que pasar a la final supondría "un premio al gran esfuerzo de unos futbolistas empeñados en hacer cada vez más grande" al equipo vigués.

"Es un rival muy duro; cualquiera de los tres hubiese sido duro, pero el Sevilla es uno de los grandes, con una plantilla muy competitiva. Apoyándonos en nuestra ilusión, nuestro deseo de ir hacia arriba, competiremos e intentaremos doblegarles. Lucharemos por el sueño de alcanzar una final, que sería no solo un objetivo conseguido, sino un premio al gran esfuerzo de un grupo de jugadores ilusionados, motivados e inspirados en hacer cada vez más grande a este club", afirmó el técnico en declaraciones a Celta TV.

Berizzo, que integró el equipo que perdió hace 15 años la final con el Zaragoza en el sevillano estadio de La Cartuja, reconoció que la posibilidad de conseguir el título por el que el celtismo lleva esperando tanto tiempo es un gran estímulo para sus jugadores. "Uno siempre sueña con que esas cosas le pasen, y antes de que se produzcan debe imaginarlas", dijo. Y agregó: "Siempre imagino que me vaya bien, que el equipo gane. El tiempo dirá si nos merecemos ese lugar de privilegio, pero que haremos todo lo posible por alcanzarlo, seguro. Nos vamos a Las Palmas a intentar ganar, luego nos enfrentaremos tres veces al Sevilla, intentándoles doblegar. Dentro de diez días ojalá sigamos emocionándonos con ir a más".

Uno de los factores más positivos para alcanzar la final es, a juicio del técnico, la ilusión de sus futbolistas y la energía que está transmitiendo esta temporada una afición entregada al juego del equipo. "Se produce una situación muy positiva para un equipo de fútbol, sentirse arropado por su gente es un gran capital como equipo. En lo que vamos a enfrentar, en la unión, la fuerza que nos contagien y la fuerza que inspiremos, esa comunión que se produce entre la gente y el equipo va a ser un punto a favor. Vamos a jugar partidos muy emocionantes y el aspecto ambiental del juego tendrá mucho que ver, y en eso nuestra gente nos impulsará a ganar", subrayó.

A pesar de las grandes expectativas que tanto el equipo como la afición tiene depositadas en el cruce con los nervionenses, Berizzo reconoce que al Celta le esperan dos encuentros de la máxima dificultad que su equipo disputará siendo fiel a sus señas de identidad. "Las opciones son repartidas. Necesitamos jugar dos grandes partidos en una eliminatoria que comienza en Sevilla con un rival muy fuerte en lo físico, en el juego aéreo, con una estrategia muy sólida. Tenemos la ilusión de pasar y doblegarles con nuestro fútbol, de seguir insistiendo con nuestra manera de jugar. Vamos a Sevilla imaginando que todo se decide aquí", destacó el preparador céltico, que también se refirió al atracón de partidos que espera a su equipo ante los sevillistas: "Nos vamos a enfrentar tres veces en siete días con ellos, serán batallas y no queremos desengancharnos en Liga, dejar de defender esa posición que también nos hace soñar con el futuro. Debemos centrar la mirada cada tres días en el próximo partido ahoras más que nunca. Se avecina una semana muy emotiva, muy fuerte para el equipo, y creo que estamos muy preparados para enfrentarla".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine