balonmano - Europeo

España busca su hueco en el podio

Los de Manolo Cadenas se miden a la potente Croacia por un puesto en la final

29.01.2016 | 02:27
Manolo Cadenas da instrucciones a sus jugadores en el entrenamiento de ayer en Cracovia. // J. Bednarczyk

La selección española de balonmano tratará de derribar hoy (21:00/Teledeporte) el muro en el que se han convertido en los dos últimos años las semifinales para el conjunto español, con un triunfo sobre Croacia, que permitiría a los "hispanos" regresar a una final continental diez años después.

En esta ocasión no será Francia, el rival que acabó con los sueños del equipo español tanto en el Europeo de Dinamarca 2014 como en el Mundial de Catar 2015 el obstáculo a superar, sino Croacia, otro gigante del balonmano mundial, que llegará con la moral por las nubes tras la gesta que le permitió acceder a la semifinal.

Y es que nadie podría imaginar que los balcánicos, una selección en pleno proceso de renovación, pudieran pelear por las medallas, tras llegar a la última jornada de la segunda fase con la necesidad de vencer por más de once goles al anfitrión, Polonia, para seguir vivos en la competición.

Una cifra que Croacia superó y con creces, tras imponerse por catorce tantos de diferencia (23-37) a la selección polaca con una espectacular actuación, que nada tuvo que ver con la gris imagen que hasta entonces estaban ofreciendo los de Zeljko Babic en el Campeonato de Europa.

Esa será precisamente una de las claves de la semifinal, saber con cuál de las dos caras que ha mostrado Croacia en el torneo se encontrará el equipo español, la selección imperial que destrozó el miércoles a Polonia o el desnortado equipo que cayó hace unos días con contundencia (32-24) ante Francia.

Una interrogante que no deberá afectar al planteamiento del equipo español, que antes de preocuparse por su rival, deberá esforzarse por solventar las numerosas dudas que ha dejado hasta el momento su juego en el Europeo de Polonia.

Principalmente en ataque, donde los de Manolo Cadenas han carecido de la paciencia necesaria, cuando no han podido conectar de primeras con el pivote Julen Aginagalde, piedra angular del sistema ofensivo español, para hacer circular el balón de lado a lado hasta encontrar situaciones claras de gol.

Una precipitación que podría convertirse en un lastre insuperable ante la fornida y rocosa defensa croata, que no desaprovecha el más mínimo error ofensivo de su rival para desplegar un letal juego de contragolpe, comandado por los veloces extremos Manuel Strlek e Ivan Cupic.

Pero para vencer a Croacia, España no sólo deberá mejorar sus prestaciones en ataque y tendrá que dar un nuevo paso adelante en defensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine