Suscriptor
Historias irrepetibles

Reglas para un tiempo de guerra

El Richmond Golf Club de Londres, tras el bombardeo de 1940, estableció normas para jugar entre cráteres y agujeros

25.01.2016 | 07:59
Varios policías inspeccionan uno de los cráteres abiertos en mitad del campo de Richmond.
Varios policías inspeccionan uno de los cráteres abiertos en mitad del campo de Richmond.

En otoño de 1940 Londres resistió con notable estoicismo los bombardeos de la Luftwaffe sobre la ciudad. Los alemanes, en su búsqueda por rendir a los británicos en el arranque de la Segunda Guerra Mundial, perseguían con sus ataques objetivos estratégicos, pero también psicológicos, sumir en el terror a la población civil. No contaban con la determinación del pueblo inglés y con su flema, algo que nadie demostró de una manera tan elocuente como los socios de un club de golf londinense que sufrió directamente los bombardeos.

El 9 de septiembre de 1940, el edificio donde se encontraba la lavandería del Richmond Golf Club de Londres...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 767 117 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo