fútbol - Primera División

Zidane afronta su primera salida

El francés baraja la opción de James para suplir a Bale ante un Betis que necesita aire

24.01.2016 | 02:25
Zidane habla con James Rodríguez en un partido en el Santiago Bernabéu. // Andrea Comas

El Betis y el Real Madrid dirimirán hoy un duelo importante en el Benito Villamarín, la primera salida del equipo blanco con Zinedine Zidane en el banquillo.

El Real Madrid quiere refrendar su despegue tras dos triunfos seguidos, mientras que los béticos, que han mejorado con la llegada del técnico Juan Merino, buscan la sorpresa.

El Betis, decimoquinto con 21 puntos y lastrado por haber ganado solo un partido en casa este curso (a la Real Sociedad), tiene claro que le visita un rival de enjundia y en racha, pero intentará confirmar su renacer desde que Merino relevó a Pepe Mel y, con orden y trabajo, ponerle las cosas difíciles.

Los verdiblancos han encontrado con Merino el rumbo que habían perdido y, con un esquema más ordenado para salir rápidos a la contra y por las bandas, lograron un importante empate a cero la pasada jornada en Villarreal, sobre todo en el aspecto anímico, ya que ha contribuido a que la plantilla recobre la fe en sí misma.

Aún así, el equipo bético lleva diez partidos sin ganar -siete en Liga- y siete sin marcar, pero quiere aprovechar este cambio positivo para plantarle cara a los merengues. Ante su tercer choque con el Betis en Primera, Merino ha afirmado que la dinámica del equipo ahora es diferente y ha experimentado un cambio que tiene que rentabilizar, aunque es consciente de que para lograr algo positivo debe unirse que el Madrid "no tenga un buen día" y que los suyos aprovechen las ocasiones que tengan.

Mientras, el Real Madrid encara el primer partido lejos del Santiago Bernabéu con Zidane como entrenador con el único objetivo de mantener la firmeza que ha mostrado tras la salida de Rafa Benítez. Las goleadas a Deportivo (5-0) y Sporting (5-1) han plasmado una mejoría que los madridistas deben confirmar lejos del Bernabéu.

El Real Madrid encara el duelo ante el Betis sin el que se había convertido en su referente ofensivo, Gareth Bale. La ausencia del galés abre la puerta al colombiano James Rodríguez para recuperar la confianza perdida. Disfrutará de su primera titularidad con Zizou, tras ver cómo el rol perdido con Benítez no cambiaba con el galo, que desde el inicio apostó por Isco.

Ha tenido tiempo para mejorar su físico en una nueva semana en la que la ausencia de partido de Copa del Rey le sirvió para incrementar la carga de trabajo con un plan personal.

Debe decidir el técnico madridista si mantener el 4-3-3 por el que ha apostado desde su llegada o pasar a cuatro centrocampistas con James. Con el primer sistema, el sustituto natural de Bale sería Jesé Rodríguez, que fue el elegido cuando llegó la lesión del galés ante el Sporting.

Zidane habló ayer del colombiano: "No le veo preocupado, me decía él que estaba tranquilo. Lo importante para él es trabajar, ponerse bien como todos los demás. Le veo tranquilo. Hablamos ayer. James debe estar preparado para lo que viene cada semana. Esta semana está listo para jugar".

La segunda baja es en defensa, ya que el técnico acordó con Sergio Ramos que no reaparezca en Sevilla pese a estar ya recuperado de sus molestias en el sóleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine