baloncesto - Liga Femenina 2

La victoria más dulce del Celta Zorka

Gran partido del conjunto vigués, que supera a las aragonesas y recupera el average

24.01.2016 | 02:25
Ylenia Manzanares intenta lanzar a canasta, ayer en Navia. // José Lores

El Celta Zorka vivió ayer en el pabellón de Navia la victoria más dulce de la temporada. Una victoria que permite sumar tres triunfos consecutivos. Una victoria ante un rival directo en la lucha por la permanencia y una victoria que permite recuperar el basketaverage con el conjunto aragonés. Para cerrar el círculo, brillante debut del último fichaje, Ylenia Manzanares, que fue la MVP de la jornada.

El partido tuvo tres fases diferentes. En los primeros diez minutos de juego se vio a un Celta Zorka muy parecido al de las últimas dos jornadas. Presión agobiante en defensa, recuperaciones y rápidas contras que terminaban en canasta. Este buen hacer defensivo se mantenía en tensión sin hacer personales, lo que le permitió al equipo vigués finalizar el encuentro con tan solo dieciséis faltas.

Otro dato a tener en cuenta, fue que Sarah Ogoke cometió la segunda falta muy pronto, por lo que Cantero fue prudente y la sentó en el banquillo. El recambio fue Ylenia Manzanares, quien en los once minutos de la primera parte ya se destacaba hacia el MVP del partido.

Reaccionó en el segundo cuarto el cuadro aragonés, tras colocar al equipo en una zona que ya no le permitían tantas alegrías al Celta Zorka. El equipo de Cristina Cantero llevaba una proyección de cien puntos, por lo que en ese cuarto se mezcló esa reacción aragonesa y una relativa relajación, aunque el equipo siempre estuvo por delante en el marcador.

Al descanso el Celta Zorka ganaba por ocho puntos de diferencia, 38-30. Una victoria importante, pero una diferencia que no llegaba para recuperar el basketaverage, un factor que todo el mundo tenía en mente.

Tras el paso por el vestuario, el encuentro comenzó con una triple de Sarah Ogoke y con la imagen que todo el mundo esperaba en Navia, y era ver juntas en la pista a Ogoke y a Ylenia Manzanares. Fue el comienzo del fin del encuentro de ayer en Navia. A pesar de llevar poco tiempo juntas, entre las dos jugadores se aprecia una complicidad que se traslada a la pista. Ogoke se encontraba cómoda lanzando de tres desde la misma posición, y las metía, mientras que Ylenia hacia un trabajo oscuro, pero de lo más efectivo.

El buen trabajo de estas dos jugadoras también infundió confianza en el resto de las jugadoras célticas. Incluso las más jóvenes, Candela Hermida o Paloma González, se atrevían con acciones normalmente reservadas para jugadoras más veteranas. Posiblemente, a un aficionado que ayer fuera a Navia por primera vez y viera lo que sucedía sobre el parquet, le costaría entender cómo este equipo todavía no había ganado un partido ante su afición.

Al comienzo del último cuarto todo estaba visto para sentencia. El Celta Zorka estaba lanzado y superaba con facilidad los catorce puntos de ventaja. Cantero le daba minutos de juego a todas las jugadoras de la plantilla. Incluso la entrenadora se permitió retirar antes del final del partido a Ylenia y Sarah para que recibiesen la ovación de los aficionados.

Las estadísticas ofrecen datos reveladores, como que la valoración final del cuadro vigués fue de 97 por 36 de las aragonesas. Individualmente, todas las jugadoras del equipo valoraron en positivo. Bajo los tableros el dominio volvió a ser céltico, con cuarenta y cinco rebotes atrapados, diecinueve de ellos ofensivos. Toda una declaración de intenciones para lo que falta de Liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine