A Madroa, un lugar de peregrinación

Tres jóvenes coreanos y tres cataríes perfeccionan su formación futbolística en el vivero celeste

22.01.2016 | 04:55

A Madroa multiplica sus idiomas y acentos. El vivero céltico se ha convertido en un referente del trabajo con la cantera a nivel internacional en los últimos tiempos. Las escuadras celestes de categorías inferiores se han exhibido en los más prestigiosos escaparates, despertando la intriga sobre su trabajo. La Federación Coreana de Fútbol y la Academia Aspire de Catar están entre sus admiradores y han enviado a jugadores suyos a Vigo para que perfeccionen su formación.

La Federación Coreana de Fútbol organiza el prestigioso Gyeongju International Youth Football, torneo al que el Celta ha acudido ya en dos ocasiones, Ahora el viaje se hace al contrario y tres de sus mejores jugadores en categoría sub 12 se han desplazado a Galicia a entrenarse con el equipo celeste y conocer su metodología de trabajo. Kim, Choi y Jang estarán hasta marzo trabajando con los entrenadores célticos.

A ellos se han unido nuevamente los tres deportistas cataríes que durante el pasado mes de octubre y noviembre estuvieron entrenando en A Madroa como parte del "Proyecto Europa" que está desarrollando la Academia Aspire. Tras las navidades los futbolistas, pertenecientes a la selección nacional qatarí, han regresado a Vigo para continuar su formación.

Khalid Muneer, Nasser Al Ahrak y Khalid Mubarak viajaron acompañados por Abdulaziz AlMuhannadi, coordinador del "Proyecto Europa" y responsable de su formación. "Para ellos es una experiencia increíble, que les anima a trabajar duro para demostrar de lo que son capaces y eso hace que mejoren como deportistas", indica Al-Muhannadi en declaraciones que recoge la web oficial del Celta. El gran objetivo del fútbol catarí es construir un equipo competitivo para el Mundial que se celebrará en el país en 2022.

Los jóvenes se muestran ilusionados y agradecidos por la acogida brindada tanto entre sus compañeros de entrenamiento como en su residencia. "No esperaban tener tantas facilidades, todo el mundo intenta ayudarnos y hacernos sentir cómodos, a pesar de las limitaciones del idioma", reconoce Abdulaziz AlMuhannadi.

Los jugadores permanecerán en Vigo durante los próximos meses entrenando con el juvenil celeste. Los tres, con apenas 16 años, forman parte ya de la selección nacional sub19 de Catar, lo que demuestra su potencial futbolístico. Para Nasser, "todo es muy diferente, el clima y la manera de trabajar es distinta, pero nos gusta lo que estamos haciendo y nos han acogido bien". Todos exhiben una sonrisa cuando se les pregunta acerca de lo que desean hacer en el futuro: "Jugar en un equipo europeo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine